Advertisement
  1. CENTRO

Altagracia, una comediante distinguida

DE LA COCINA A LAS TABLAS. El personaje creado por la actriz y política boricua Yasmín Mejías llega a Tampa por primera vez

Especial para CENTRO Tampa

TAMPA- Diciembre no solo llega con aires navideños, también trae risas y remembranzas, la responsable es la actriz puertorriqueña Yasmín Mejías, quien se presentará por primera vez en Tampa con su show Los hombres son de polvo y las mujeres de hueso.

El 15 de diciembre Casa 21 acogerá la presentación de este monólogo producido por Irina Veruschka para Dramacom Inc. e inspirado en el texto de psicología pop de John Gray Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus.

Con su personaje de Altagracia, la reconocida comediante brindará un espectáculo donde podrá intercambiar con el público acerca de las características que diferencian a hombres y mujeres y a la vez los complementan.

La actriz de 60 años y ex senadora de Puerto Rico conversó con CENTRO Tampa acerca del monólogo de su autoría y algunos detalles de su carrera en la actuación.

CENTRO Tampa (CT:) ¿Qué idea perseguía cuando se propuso escribir ‘Los hombres son de polvo y las mujeres de hueso’?

Yasmín Mejías,(YM): Me interesó primero que todo la reflexión acerca de qué nos hace distintos a los hombres y a las mujeres. Por qué actuamos y pensamos diferente, cómo podemos armonizar al conocernos respectivamente. Quiero que la gente vea que en esas diferencias nos complementamos. Lo escribí pensando en que la gente pueda disfrutar y pasar un buen rato, Pero también me interesa mucho resaltar que fuimos diseñados para convivir y completarnos uno al otro.

CT: Altagracia Goyco Chacón Ortiz Faria nació en el show de 1986, Entrando por la Cocina, que se mantuvo por 15 años en la televisión boricua. ¿Por qué escogió a este personaje para transmitir su mensaje de igualdad?

YM: Altagracia tiene una “gracia” particular para tratar estos temas. A través de ella todo es más entretenido, más agradable, porque lo hace desde su propia perspectiva. Ella conserva su esencia, es noble, buena amiga, buena empleada, leal y tiene su criterio sobre el tema.

CT: ¿Altagracia con dos décadas de existencia no teme a que sus códigos puedan ser anticuados?

YM: Altagracia se actualiza, siempre está al día, lo único que no cambia en ella es su uniforme, porque si lo cambia dejaría de ser la “empleada profesional” que ella se enorgullece de ser. Es honesta, leal y simpática y eso no pasa de moda. Cuando diseñé el personaje yo recién regresaba a Puerto Rico después de vivir durante un año en República Dominicana cuando me casé por primera vez. A mi regreso me proponen un personaje de sirvienta y a mí se me ocurrió hacerla dominicana, porque en ese momento había muchas empleadas domésticas dominicanas en Puerto Rico. La idea fundamental era enseñar las mejores cualidades del pueblo dominicano. Un pueblo creativo que se divierte aún en la necesidad más grande, un pueblo leal y fiel a su identidad. Quise que Altagracia le mostrara al pueblo puertorriqueño, que es un poco xenófobo, que los dominicanos son personas maravillosas.

Yasmín Mejías como Altagracia. Foto: Facebook
Yasmín Mejías como Altagracia. Foto: Facebook

CT: ¿Cuánta satisfacción le ha regalado Altagracia durante estos años?

YM: Altagracia caló el corazón de la gente en Puerto Rico, es un personaje que se recuerda con mucho amor y que me piden mucho. He hecho otras cosas sobre todo en el teatro, pero para la mayoría de las personas que ven televisión, Altagracia y yo somos la misma persona. Hacer reír es un don. Dios me hizo este regalo y cuando hablas con alguien y te dice que tu personaje le hace salir de la depresión te das cuenta de que estás haciendo algo grande.

CT: De 2001 al 2004 Yasmín Mejías ocupó el cargo de Senadora por el Distrito #8 (Carolina) por el Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Además, presidió la Comisión de Bienestar Social y Comunidades Especiales. ¿Cómo llegó a la política?

YM: Un día de pronto sentí que la política de mi país estaba demasiado corrupta, así que decidí lanzarme a ver si podía cambiar las cosas. Yo solo quería trabajar, no necesitaba el reconocimiento público porque ya el pueblo me conocía. Logré la aprobación de cerca de 100 Proyectos de Ley, en su mayoría a beneficio de las personas de edad avanzada, personas con impedimentos y niños.

CT: ¿Haber sido una actriz de comedia no dañó su propósito?

YM: Por supuesto. Muchas personas pensaban que yo era Altagracia, ellos creían que yo no podía entrar en la política porque no sabía ni hablar, me costó trabajo que se dieran cuenta que yo no era el personaje. Cuando finalmente logré salir como legisladora, les demostré que podía hacer un buen trabajo. Mi desempeño fue más bien con las personas de tercera edad y las personas con impedimento físico. Esos grupos son olvidados por los legisladores porque no aportan votos, son grupos minoritarios que necesitan respaldo del sistema. Cuando me presenté a la segunda elección no salí y me dediqué a apoyar a estos grupos de otras formas.

CT: Eres actriz, comediante, ex senadora y además tuviste tiempo para tener tres hijos, una Maestría en trabajo social y un doctorado en Ministerio, ¿cómo combinas tu tiempo para tantos oficios?

YM: Ahora que lo dices no lo había visto de esa manera. Wow… (risas). Uno no planifica ni diseña las cosas, yo creo que todo va llegando y los vas haciendo mientras tengas fuerzas. Yo también me certifiqué en Tanatología que es una ciencia muy interesante porque se dedica a lidiar con la muerte y ahora mismo estoy trabajando como manejadora de caso en una Agencia de Trabajo Social.

CT: ¿Y la actuación?

YM: Cada vez que tengo la oportunidad de actuar pues la aprovecho porque actuar es mi playground (risas). Ofrezco talleres, charlas y ´Stand Up Comedy´, cuando me solicitan. Este show que haremos es importante para mí porque quiero que el público dde Tampa me pueda conocer, muchos me recuerdan de la televisión, pero ya sus hijos y nietos no y esta es una buena oportunidad de reconectar.

No se la pierda

Los hombres son de polvo y las mujeres de hueso.

Cuándo: Domingo 15 de diciembre, 4 p.m.

Dónde: Casa 21, 4235 West Waters Ave

Costo: Desde $20

Info: 813-545-0580 o Brownpapertickets.com

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement