Advertisement

Dear Readers,

The coronavirus pandemic has caused widespread disruption to the lives of everyone in Tampa Bay and to so many businesses in our community. Here at the Tampa Bay Times, we continue to provide free, up-to-date information at tampabay.com/coronavirus as a public service. But we need your help. Please consider supporting us by subscribing or donating, and by sharing our work. Thank you.

  1. CENTRO

Alquimia Espiritual: Una reflexión de Venezuela

He podido entender el gran sacrificio que ha sido el dejar el terruño. Las circunstancias adversas han obligado a la gran cantidad de venezolanos a emigrar.
Gente cruzando el Río Tachira River de Venezuela a Colombia. Foto : ELIECER MANTILLA | Associated Press

Por Raquel Aché

Especial Para CENTRO Tampa

“Lo que se destruye es inútil a todos”, Simón Bolívar

!Amados Hermanos de Luz!

Cuando nos toque, salgamos adelante con orgullo, humildad, autoestima, respeto, principios y amor a la vida.

Cuando me he tropezado con mis hermanos venezolanos en cualquiera de las ciudades tanto aquí en Estados Unidos como en otras partes del mundo, he podido entender el gran sacrificio que ha sido el dejar el terruño. Las circunstancias adversas han obligado a la gran cantidad de venezolanos a emigrar.

Trabajando como obreros, lavando carros, limpiando, en fin… en muchos trabajos que no pensaban realizar, pues no estudiaron para ello, contadas pocas excepciones. Una gran mayoría son profesionales graduados de familias sacrificadas, de todo extracto social. Algunos intelectuales han llegado igualmente. Me llama la atención que el venezolano debe aprender que cualquier oportunidad de subsistencia debe ser realizada con orgullo, dignidad y perfecta armonía sin estados estresantes y mortificantes.

Y me pregunto por qué ese comportamiento en el extranjero y no en la propia Venezuela. Pues simplemente porque la sociedad ha creado individuos llenos de complejos y de allí muchos de nuestros males.

Aquí en EEUU, este nuestro país que nos acoge, podemos ver estadounidenses igualmente profesionales haciendo trabajos que no están ligados a su profesión.

Es lo que llamo una sociedad desarrollada donde el valor de la supervivencia en momentos de necesidad no priva para realizar un trabajo digno y al mismo tiempo no priva el desarrollo social económico.

Realmente es un problema social y cultural que amerita tomar en cuenta en la Venezuela que renacerá y que necesitará de todo tipo de voluntades sin minusvalía social ni importar que profesión o estatus tiene.

Entiendo que es imposible que un profesional egresado de escuelas superiores o universidades sea un vendedor o limpia piso o efectúe cualquier trabajo para sobrevivir, entiendo que podría sentir desprecio social, pues la idiosincrasia venezolana dista mucho de alcances normales que tendremos que desarrollar para lograr una sociedad desarrollada e industrializada donde el valor humano es otro muy distinto.

En la Venezuela que germinará deben decidir o colaborar en su desarrollo social y económico con manos, corazón y trabajo digno. En la Venezuela del futuro no debería haber regalos de un gobierno corrupto, que se consigan en entornos tóxicos. En una Venezuela nueva no se pueden inhibir con un entorno donde solo su familia (si la tiene) o algunos íntimos amigos saben de su existencia.

V encer las dificultades sin un ego tan arraigado del derroche en momentos de la vida que debemos reafirmarnos en nuestros principios y valores.

Quizás para muchos ha sido una situación terrible, pero se entiende como una necesidad por la supervivencia de cada uno de estos venezolanos. Estoy segura de que toda la experiencia adquirida a nivel espiritual y social servirá para un gran crecimiento y fortaleza humana.

Hermanos, amigos venezolanos, los animo a trabajar con orgullo, con dignidad, honestamente, aprendiendo, dando lo mejor. Creo en la capacidad de mis paisanos y el trabajo para aprender que la vida es bella, que nos brinda oportunidades que debemos aceptar en aras de seguir creciendo .

Creo en el ser humano con lo mas hermoso creado por Dios. ¡Seamos ejemplo de ello!

Raquel

*Para escribirle a la columnista: alquimiaesp1@hotmail.com

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement
Advertisement