Advertisement

Dear Readers,

The coronavirus pandemic has caused widespread disruption to the lives of everyone in Tampa Bay and to so many businesses in our community. Here at the Tampa Bay Times, we continue to provide free, up-to-date information at tampabay.com/coronavirus as a public service. But we need your help. Please consider supporting us by subscribing or donating, and by sharing our work. Thank you.

  1. CENTRO

De la Guerra Necesaria y la búsqueda democrática

El desastre de la narcoguerrilla se apodera de nuestra América, mientras pocos líderes dan paso al respeto demócratico
1893. José Martí con simpatizantes en Ybor City en Vicente Martínez Ybor Cigar Factory desde comenzó a planear la Independencia de Cuba. Foto: Cortesía

Por Mario Quevedo

Especial para CENTRO Tampa

Bien amigos, hoy pretendo insertarme en una verdadera procesión de hechos. Algunos reales y otros, tal vez imaginarios que, aunque siendo perceptibles, pueden pasar por reales y nos impactan.

Procesión de temas, que nos obliga a que no podamos sencillamente llenar cuartillas con un solo evento. Nos damos a establecer un tipo de conversación.

El juicio político al presidente; el informe anual a la nación ante el Congreso; el total descalabro de la economía cubana; la presencia del presidente venezolano Guaidó y su reconocimiento no solo internacional, sino en ese informe del presidente de Estados Unidos; la multiplicación -un poco insólita- de medios de comunicación; recordando el nacimiento de José Martí y el comienzo de la guerra de independencia de Cuba el 24 de febrero de 1895 -última, la que Martí llamó “Guerra Necesaria”.

Podemos también tratar el desastre en que vive nuestra Centroamérica con los problemas de la narcoguerrilla, y los emigrantes que componen caravanas para llegar a la tierra donde aspiran a vivir tranquilos en libertad.

Como se puede comprender, mucha tela por donde cortar, pero (pronto el pero de Quevedo), por algún lugar hay que empezar a pegar la hebra. Ah, y recuerde, no hago yo juicio y tampoco, con excepción de Cuba y Martí, tomo partido, sino simplemente opinión con visos de que me da la gana y nuestra directora lo acepta.

En el escenario político hemos visto algo que, para muchos, resulta extraordinario. Acusaciones al presidente de la nación y lo que llega a ser un juicio político en el Congreso. Que sin o con base, un partido utiliza los medios a su disposición para establecer un punto político. Todo al descarnado ante la nación. Pero bueno, por fin la votación exonerando, desechando la acusación. Así funciona un sistema democrático que quisiéramos ver funcionar en muchas de nuestras naciones.

El recibimiento y distinción al presidente venezolano Guaidó. En Washington por el presidente y congreso de Estados Unidos y en Miami por venezolanos y cubanos ansiosos de ser libres.

El discurso a la nación del presidente Trump. Magnífico poniendo al claro su política sobre Cuba, Venezuela y Nicaragua. Magnífico espaldarazo a las fuerzas de la libertad.

Por otra parte, nos damos cuenta de que, con la facilidad pública al teléfono digital, todos nos consideramos capacitados para dar opiniones sobre todo lo que suceda. Algunas veces bien y otras mal, pero como puedo montar mi opinión o lo que yo creo haber visto, ya eso pasa a un amplio medio de comunicación que llega a muchos. Si la información es correcta o no, no cuenta. Digo lo que quiero o pienso y, el que lo quiera creer que lo crea. Mientras más, mejor.

Mientras tanto, nuestra América se ve consumida por un terror extremo. Honduras, México, El Salvador, Guatemala se han convertido en corredores de narcotráfico, con fuerzas armadas que asesinan cruelmente a su paso para permitir ese tráfico infame de la droga. En Colombia, Ecuador, Chile y otras naciones sudamericanas, vemos las protestas y actos de violencia callejera inspirados por el régimen cubano contando con el subsidio del narcotráfico. Con razón se ven caravanas que tratan de escapar el odio maldito y la muerte en vida. No me compete hoy buscar o señalar culpabilidad. Solamente indico el hecho.

Mientras tanto, en la tierra de las miserias, vemos a individuos que se autoproclaman como gobernantes y se burlan del pueblo cubano inventando nuevas y alucinantes fórmulas para, según dicen, vencer al enemigo y desvirtuar “el criminal bloqueo”. Eso a un pueblo que carece de lo mínimo para subsistir y que solo sueña con poder vivir las próximas horas …. El futuro se les hace demasiado lejano e inalcanzable en el palenque aislado del mundo real donde viven atrapados.

Por último, tengo que referirme al 24 de febrero, cuando en 1895, inspirados y organizados por José Martí, se inició la Guerra de Independencia de Cuba. La Guerra Necesaria. El “Grito de Baire”. La última en nuestra América por liberarse del Imperio Español.

Aquel levantamiento, siguiendo las ordenes de Martí a Juan Gualberto Gómez, tuvo lugar simultáneamente en 35 puntos del oriente cubano. En aquella guerra final, participaron hombres de la historia cubana como Bartolomé Maso, Quintín Banderas. Murieron héroes como los hermanos José y Antonio Maceo, Flor Crombet y el propio Martí, quienes ofrendaron sus vidas por el futuro de una patria libre.

El sacrificio de aquellos mambises vive en el alma del pueblo de Cuba. Si ellos volvieran a vivir, volverían a ofrecer sus vidas por la libertad.

Quevedo es periodista cubano. Trabajó en radio, televisión y tuvo su propio periódico ‘La Voz Hispana’. Para comunicarse con Quevedo: marioquevedo1@aol.com

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement
Advertisement