Advertisement
  1. CENTRO

¿Fue suficiente la condena en Costa Rica por el asesinato de Carla Stefaniak?

16 años en prisión costarricense por asesinar a la turista venezolano estadounidense. La familia de la víctima piensa apelar la decisión que considera es “una bofetada”.
La venezolana con residencia en Florida, Carla Stefaniak (izquierda) estaba de vacaciones en Costa Rica fue asesinada por Bismarck Espinosa Martínez, según las autoridades. Fotos: Facebook y Departamento de Investigación Judicial de Costa Rica [Carla Stefaniak CENTRO]

Por Daniel Figueroa IV

CENTRO Tampa

TAMPA- Un guardia de seguridad del hotel Villa Le Mas hotel en CostaRica fue declarado culpable de matar a Carla Stefaniak, una residente de Florida que desapareció durante un viaje de cumpleaños al país centroamericano en noviembre de 2018.

Bismarck Espinoza Martínez, de Nicaragua, fue sentenciado a 16 años de prisión el lunes por un panel de jueces locales, Eduardo Rojas, Simón Guillén y José Alberto Vargas.

El veredicto marcó el final de un juicio emocionalmente cargado para la familia de Stefaniak, quien nació en Venezuela, se mudó a Tampa en 2000 y luego a Miami en 2012. Gran parte de su familia todavía vive en el área de la Bahía de Tampa.

Su padre Carlos Caicedo viajó desde Venezuela para testificar en el juicio, según un informe del sitio web de noticias CRhoy.com. Caicedo trataba de contener las lágrimas cuando rendía declaraciones en el juicio, según un video, y en un momento se dirigió directamente a Espinosa Martínez, diciéndole que confesara si todavía se consideraba un hombre. En ese momento, Rojas intervino y le pidió al padre que se calmara.

La venezolana Carla Stefaniak quien vivió más de una década en el área de la Bahía de Tampa le gustaba viajar, y según sus amigos era una mujer alegre. Foto: Cortesía Facebook [Foto: Cortesía Facebook]

Stefaniak estaba visitando Costa Rica por su 36 cumpleaños con su cuñada April Antonieta. La pareja viajó junta, pero Antonieta tenía previsto partir de regreso a Estados Unidos un día antes que Stefaniak. Llegaron en un Uber al aeropuerto juntas, luego Stefaniak regresó a su Airbnb y arregló que el mismo conductor regresara a las 8:30 a.m. del día siguiente y la llevara al aeropuerto.

Stefaniak se hospedaba en el suburbio de Escazú en San José, donde Esinoza Martínez trabajaba como guardia.

Durante su estadía, se comunicó con la familia a través de llamadas de Facetime y mensajes de WhatsApp. Stefaniak dijo que el lugar parecía "incompleto". Su último mensaje fue recibido alrededor de las 8 p.m. el 27 de noviembre, cuando dijo que iba a pedirle agua a un guardia, posiblemente a Espinoza Martínez.

Stefaniak no abordó su vuelo ni llegó a Miami al día siguiente, por lo que las autoridades iniciaron la búsqueda de la mujer desaparecida. Sus familiares viajaron de Riverview, Florida, a Costa Rica para ayudar. Casi una semana después, el 3 de diciembre, los perros de búsqueda encontraron su cuerpo parcialmente enterrado en una zona boscosa montañosa detrás de la propiedad del complejo.

Sentenciado asesino de la venezolana radicada en Estados Unidos, Carla Stefaniak, 36, quien desaparecio en Costa Rica el 27 de noviembre, 2018. [GoFundMe] [Carla Stefaniak]

Un médico forense costarricense dijo que Stefaniak fue apuñalada siete veces, incluida una en la palma de su mano, lo que indica que estaba tratando de defenderse de lo que los fiscales describieron como un ataque de motivación sexual.

Días después, Espinoza Martínez fue arrestado por su asesinato y acusado formalmente en julio de 2019. Después del veredicto del lunes, los abogados de la familia de Stefaniak le pidieron que fuera sentenciado a 60 años de prisión.

El abogado defensor Guido Núñez argumentó que no había pruebas suficientes para condenar a su cliente. El médico forense dijo que el cuerpo de Stefaniak estaba demasiado descompuesto cuando fue encontrado, dijo Núñez, y que el ADN debajo de las uñas no podía conectarse a Martínez.

Pero el estado tenía un testigo que dijo que la madre de Espinoza Martínez le dijo que este había confesado el crimen. Carla González, una empleada doméstica del complejo, les dijo a los jueces que conocía bien a la familia del acusado y que ella le consiguió el trabajo de seguridad en el complejo.

La madre de Espinoza Martínez le dijo a González que él confesó el crimen, dijo González a la corte.

En diciembre de 2018, miembros de la familia de Stefaniak demandaron a AirBnB en un tribunal federal. El caso se encuentra actualmente en arbitraje.

La familia de Stefaniak no pudo ser contactada para hacer comentarios.

A la salida del juicio Caicedo fue entrevistado por varios medios de comunicación costarricenses donde expresó: “ Que un monstruo como Bismark (Espinosa Martínez) se haya aprovechado de la soledad, de sus malos instintos y haya sido condenado a 16 años lo considero más que una bofetada”.

Espinosa Martínez fue condenado a homicidio simple. LA defensa del condenado apelará también la decisión del tribunal de jueces.

To our Readers,
We are temporarily suspending comments on tampabay.com. The staff members tasked with managing this feature are devoted to our ongoing coronavirus pandemic coverage. We apologize for this inconvenience. If you want to submit a tip, please go to this page. You may also submit a letter to the editor.

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement
Advertisement