Advertisement
  1. CENTRO

La comida donada tiene un sabor latino para algunos necesitados durante la pandemia de coronavirus.

Un grupo de chefs y operadores de camiones de alimentos están trabajando para alimentar a los que están en la primera línea. Pese a que ellos mismos están luchando para mantener sus negocios a flote.
Herminio Ithier, chef venezolano, entregó 200 comidas en el Hospital de Veteranos James A. Haley.
Herminio Ithier, chef venezolano, entregó 200 comidas en el Hospital de Veteranos James A. Haley. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]
Publicado Jun. 3, 2020|Actualizado Jun. 10, 2020

RIVERVIEW - El servicio de catering de Herminio Ithier recibió un golpe bajo cuando los eventos privados se esfumaron con la propagación del coronavirus.

Pero Ithier no se quedó sentado esperando el regreso a la normalidad. Ithier lidera un grupo de empresarios hispanos, chefs y propietarios de camiones de comida en Brandon, Riverview y Tampa que están centrando su atención en alimentar a los socorristas, trabajadores de salud de primera línea y personas necesitadas.

Se han asociado con grupos como Feeding Tampa Bay. El banco de alimentos de la región ha trabajado con varios camiones de comida locales para distribuir hasta 700 comidas por día.

Es un papel familiar para Ithier, un esposo de 47 años y padre de dos hijos. Dejó su Puerto Rico natal en 2011 durante una crisis económica y luego trabajó para entregar ayuda al territorio de la isla después de la devastación del huracán María en 2017 y un terremoto en 2018.

“Tenemos que seguir ayudando a nuestras familias porque hay mucha necesidad detrás de la puerta de una casa ", dijo. "Esto no termina, a pesar de que muchas empresas están ya operando y el gobierno está tratando de volver a la normalidad".

Ithier aprendió a cocinar en El Sabor Criollo, el restaurante de sus padres en la histórica ciudad costera puertorriqueña de Ponce. Llegó a especializarse en convertir sus habilidades culinarias hacia afuera, incluyendo eventos especiales y fiestas.

El mes pasado, Ithier preparó y entregó 200 comidas, paella valenciana y otras especialidades puertorriqueñas para el personal del Hospital de Veteranos James A. Haley en Tampa. Recibió ayuda de la Fundación Academia de Béisbol Carlos Beltrán.

Ithier aprendió a cocinar en El Sabor Criollo, el restaurante de sus padres en Ponce, una gran ciudad en la costa sur de Puerto Rico.
Ithier aprendió a cocinar en El Sabor Criollo, el restaurante de sus padres en Ponce, una gran ciudad en la costa sur de Puerto Rico. [ Courtesy of Herminio Ithier ]

El próximo mes, acompañado de su amigo Beltrán, el estrella de las ligas mayores de origen puertorriqueño que se retiró en 2017, Ithier entregará 200 comidas y 200 juguetes a los niños necesitados en un evento en Tampa.

Ha trabajado para fortalecer los lazos entre los puertorriqueños en el área de la Bahía de Tampa mediante la organización de la ‘Fiesta de los Reyes Magos- Costumbres y tradiciones’, diseñado para mantener vivas la la cultura de la isla. El primer evento se realizó en enero de 2018 en las calles de Clearwater y atrajo a unas 3,000 personas.

La jornada del 2019, en Plant City, atrajo la atención de 7,000 personas, dijo Ithier.

"Ver familias y niños felices no tiene precio", dijo. "Para mí, ese es el mejor regalo del mundo".

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Ithier se instaló en Tampa en 2010 con su familia y abrió su negocio de catering, Hit F&B Entertainment en Riverview. Muchos de sus clientes son empresarios, artistas y jugadores de béisbol, entre ellos Beltrán, Kevin Kiermaier de los Tampa Bay Rays, nacido en Venezuela. Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, y Carlos Correa, nacido en Puerto Rico, de los Astros de Houston.

Ithier se conectó por primera vez con el mundo del béisbol en para un torneo internacional en Puerto Rico. Fue el "caterino" o chef de equipos de Cuba, la República Dominicana y Puerto Rico. Los contactos que hizo lo ayudaron a llevarlo a Florida.

Uno de los que se unió a Ithier para alimentar a las personas durante el coronavirus es Adrián Castillo, de 38 años, propietario de un restaurante local y camiones de comida en Brandon y Tampa.

La especialidad de Castillo es la arepa. Castillo comenzó a vender arepas en 2012 en un camión de comida en North Armenia Avenue en Tampa. En 2015 abrió Nico's Arepas Grill.

El mes pasado, la cocina de Castillo preparó más de 250 almuerzos gratis para aquellos en el frente luchando contra COVID-19. La comida se distribuyó a través de Tampa Carryout, un puesto de avanzada de camiones de comida que se lanzó en marzo en el lugar al aire libre Tabellas en Delaney Creek, en Causeway Boulevard.

Castillo nunca ha dejado de ayudar a la comunidad: desde recolectar donaciones para niños en Venezuela hasta repartir comida gratis a familias pobres en Tampa.
Castillo nunca ha dejado de ayudar a la comunidad: desde recolectar donaciones para niños en Venezuela hasta repartir comida gratis a familias pobres en Tampa. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]

"Este país me ha dado mucho como inmigrante y en momentos como el que vivimos tenemos que ser más proactivos que nunca", dijo Castillo. "Siempre hay formas de ayudar a nuestra comunidad".

Su negocio ha disminuido en un 50 por ciento debido al coronavirus, pero Castillo ha logrado sobrevivir con sus ahorros. Antes de la pandemia, su negocio había estado creciendo constantemente, alrededor del 15 por ciento al año.

"Tuvimos que reducir todo, pero esto es temporal. Nada de lo que estamos viendo va a durar para siempre”, dijo Castillo.

El empresario dijo que si puede continuar recolectando donaciones, distribuirá más comidas e iniciativas para los desfavorecidos, aunque siempre que las condiciones se den.

"No es fácil, pero podemos intentarlo de nuevo. La necesidad está por todas partes".

Otro que está trabajando para alimentar a las personas necesitadas es Carlos Carrillo, un cubanoamericano de 33 años que vende bocadillos en su camión de comida Coco's Latin Cuisine.

El negocio casi desapareció con el coronavirus, dijo Carrillo, pero ha sobrevivido con los ahorros y el apoyo de su familia. Cerró durante dos semanas y luego volvió a abrir con un menú limitado, simplificado, y centrándose en condominios y barrios de apartamentos donde las oportunidades para comer fuera de casa son pocas.

Carrillo y su padre Carlos, que opera Coco's Sandwich Shop cerca de Port Tampa Bay, son muy activos en la comunidad. Carrillo estuvo en Tampa Carryout y continúo brindando comidas, café y refrigerios gratuitos a los trabajadores de atención médica de primera línea.

"Muchas personas me han preguntado por qué hago todo esto cuando las empresas están sufriendo y no hay dinero. La única respuesta es que el hallazgo proviene de la solidaridad ", dijo Carrillo.

Hace unas semanas, Carrillo recibió una llamada de las autoridades del condado de Hillsborough en busca de empresas dispuestas a ayudar a alimentar a más de 100 trabajadores de la salud en los sitios de prueba de coronavirus establecidos por el condado. Echó un vistazo y se instaló fuera del SouthShore Community Center en Ruskin.

Carrillo y su popular camión de comida. Hace dos meses participó en la iniciativa de Tampa Carryout. El objetivo: donar comida para los que trabajan por la salud y la seguridad.
Carrillo y su popular camión de comida. Hace dos meses participó en la iniciativa de Tampa Carryout. El objetivo: donar comida para los que trabajan por la salud y la seguridad. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]

"Ninguno de nosotros está haciendo esto para salir en la televisión o para ser famoso", dijo Carrillo. "Es solo sentido común: ayuda cuando la gente lo necesita".

• • •

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge