Advertisement
  1. CENTRO

El aborto lidera en un sentido, la inmigración en otro para muchos votantes latinos evangélicos

Los pastores en el área de la Bahía de Tampa están tratando de ayudar a los feligreses a aplicar los valores cristianos al decidir entre Trump y Biden.

CENTRO Tampa

LARGO - El mensaje del pastor ha sido alto y claro para los feligreses de la Iglesia evangélica Vertical en Largo: Estudien las opciones y voten.

“Es nuestro deber y trabajo defender los valores éticos y morales que nos guían”, dijo Angel B. Marcial, de 30 años, nativo de Puerto Rico. “Y eso debe hacerse votando”.

“La forma de emitir su voto depende de usted”, agregó.

Pero Marcial, quien también es director de jóvenes para la Región Hispana del Sureste de la Iglesia de Dios con sede en Tennessee, está dedicando mucho tiempo a ayudar a las personas a navegar en un conflicto sobre cuestiones que separan a muchos latinos de otros evangélicos blancos.

Históricamente, la comunidad evangélica ha apoyado al Partido Republicano en la creencia de que se alinea más estrechamente con los valores cristianos en general y rechaza el aborto y el matrimonio homosexual en particular.

Aún así, dijo Marcial, “eso no significa que no pensemos en nuestros hermanos inmigrantes que están sufriendo”.

Entre muchos evangélicos latinos, de hecho, la inmigración y la justicia social están impulsando una reevaluación. Algunos se sienten divididos entre sus creencias religiosas y su identidad racial.

La forma en que resuelvan el dilema promete ayudar a influir en el resultado de las elecciones: los evangélicos blancos y latinos en general emitieron votos a una tasa de casi el doble de su proporción de la población: 26 por ciento en comparación con 15 por ciento, según el Centro de Investigación Pew.

En el centro del dilema está el presidente Donald Trump.

Trump se ha comprometido a restaurar el cristianismo como fuerza política en Estados Unidos y a nombrar a los jueces de la Corte Suprema que se oponen al aborto. Ha visto sentados dos de sus nombramientos y un tercero espera audiencias en el Senado. Al mismo tiempo, muchos latinos están preocupados por la difamación de Trump hacia los inmigrantes indocumentados y su postura de línea dura contra los manifestantes que buscan la igualdad racial.

Como Marcial, Josué Carbajal, de 34 años, pastor nacido en México de la Iglesia Living Grace en Plant City, anima a sus seguidores a estudiar y orar mientras encuentran su camino político. Pero no les proporciona uno.

“No sugiero candidatos o partidos”, dijo Carbajal, quien también administra ministerios juveniles en unas 80 iglesias evangélicas locales. “Hay fundamentos cristianos y bíblicos a considerar, pero al final, la decisión depende del individuo y de nadie. más.”

Los 50 miembros de la iglesia de Carbajal son en su mayoría trabajadores de México y Puerto Rico. Al menos el 90 por ciento son votantes registrados. Muchos, como su pastor, todavía están tratando de elegir entre Trump y el candidato demócrata Joe Biden.

De izquierda a derecha: pastor José y Elizabeth Carbajal. Normalmente comienzan sus misas con una invocación para votar en las próximas elecciones. [ Courtesy of Josue Carbajal ]

“Estoy analizando todo porque es una elección difícil y contradictoria”, dijo Carbajal. “Hay temas migratorios que nos preocupan, pero, por otro lado, hay cosas que no podemos dejar de escuchar, como el aborto y la decisión entre la vida y la muerte”.

Estos temas provocaron una amplia discusión durante julio y agosto, cuando las iglesias evangélicas latinas en Florida participaron en la conferencia anual Mission Talk. Este año, la conferencia que comenzó en Orlando en 2016 se llevó a cabo en línea, pero aún reunió a autoridades sobre pobreza, educación, diversidad, inmigración y reconciliación racial.

Los evangélicos latinos tienden a ser más conservadores que los católicos latinos, la afiliación religiosa identificada por la mayoría de las personas dentro del grupo demográfico, dijo Susan MacManus, profesora emérita de ciencias políticas de la Universidad del Sur de Florida.

Pero lo que es más importante, dijo MacManus, los estudios realizados por académicos religiosos y empresas de encuestas como Pew Research Center han reconocido durante mucho tiempo la necesidad de separar a los blancos de los negros y los no blancos al analizar los patrones de votación de los evangélicos.

“La raza y la etnia a menudo juegan un papel más importante entre los votantes de las minorías que el partido o la religión”, dijo.

Una encuesta reciente en línea encargada por Vote Common Good, un grupo cristiano autoproclamado que trabaja para destituir al presidente, encontró que una falta de amabilidad percibida en Trump está alejando a los votantes motivados por la fe en números lo suficientemente grandes como para afectar el resultado de la elección.

En Florida, la encuesta encontró un cambio de 13 puntos lejos de Trump y hacia Biden entre los votantes evangélicos que apoyaron a Trump en 2016. Entre los católicos, el cambio fue de 11 puntos.

La encuesta fue realizada del 11 al 26 de agosto por un consorcio de cuatro universidades públicas y privadas y encuestó a 1,430 votantes registrados en Florida, Pensilvania, Wisconsin, Carolina del Norte y Michigan. El margen de error es del 2,5 por ciento.

La política de inmigración puede llevar a más evangélicos latinos este otoño a votar de manera diferente a los evangélicos blancos, dijo Paul Djupe, un científico político de la Universidad Denison en Granville, Ohio. Ya lo eran: en 2018, solo el 55 por ciento se identificó como republicano en comparación con el 80 por ciento entre los blancos y latinos en general, dijo Djupe.

A los candidatos republicanos les habría ido mejor entre los evangélicos latinos, dijo, si hubieran adoptado las recomendaciones del “Informe de autopsia” de su partido hace ocho años, que pedía una reforma migratoria integral. El informe fue encargado, en parte, debido a la mala actuación del republicano Mitt Romney entre las personas de color en su desafío de 2012 al presidente Barack Obama.

El coronavirus y la respuesta de la administración Trump tampoco han ayudado a la posición de los republicanos entre los latinos en general, una población que ha registrado una proporción desproporcionada de infecciones y hospitalizaciones por la enfermedad.

La política se ha abierto camino en el trabajo diario y la oración de los evangélicos, pero no la ha interrumpido, dijo Landy Feliciano, de 41 años, pastor de la Iglesia Evangélica La Senda Antigua en Tampa. Junto con su esposo Josué, también pastor, la pareja ministra a una congregación de aproximadamente 200 personas.

“Nuestra responsabilidad como creyentes y ciudadanos no ha cambiado”, dijo. “Por eso hablamos constantemente de todo lo que está sucediendo”.

Para el pastor Marcial, también, las conversaciones sobre el voto - el papel de la familia, la equidad racial, seguir los principios morales y éticos - han crecido como parte de su trabajo.

“El conocimiento es el comienzo del poder. Les decimos a las personas que deben ejercer sus derechos con conocimiento “, dijo Marcial.” Al final del día, hay que evaluar todas las opciones”.

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement