Advertisement
  1. CENTRO

Legislatura de Florida: No es nuestro papel contener el coronavirus

Autoridades reconocieron el efecto de la pandemia, que ha cobrado la vida de más de 17,500 floridanos, pero ninguno sugirió que la Legislatura deba tener algún papel para abordar la crisis.

Por Mary Ellen Klas, Ana Ceballos y Kirby Wilson

TALLAHASSEE - Los legisladores de Florida se reunieron el martes por primera vez en ocho meses cuando los líderes republicanos solo mencionaron brevemente el tema en la mente de todos los floridanos: el coronavirus y su impacto a pesar de que el estado encara un agujero presupuestario de $ 5.4 mil millones creado por la pandemia.

Los legisladores juramentaron a 10 senadores de primer año y 41 miembros de la Cámara de primer año. Nombraron a Wilton Simpson, de 54 años, un productor de huevos de Trilby, como presidente del Senado, y a Chris Sprowls, de 36, un abogado de Palm Harbor, como presidente de la Cámara de Representantes.

Como testimonio de la omnipresencia del virus, al menos nueve de los 160 legisladores estuvieron ausentes porque habían dado positivo por COVID-19 o habían estado cerca de alguien que contagiado. Todos los que entraron a la Cámara aceptaron hacerse la prueba del virus.

En discursos ante sus colegas, en su mayoría con mascarillas, tanto Simpson como Sprowls hablaron sobre el valor de la familia y los complejos problemas que tienen por delante. Aunque reconocieron la pandemia que se ha cobrado la vida de más de 17,500 floridanos, ninguno de ellos sugirió que la Legislatura deba tener algún papel para abordarla.

Ninguno de los presidentes mencionó tampoco el problemático sistema de desempleo que ha retrasado los pagos durante meses para miles de floridanos, agravando las dificultades económicas para muchos de ellos. Ambos negaron que los legisladores tengan un papel en ayudar a contener el virus u ofrecer una forma para que las personas que dan positivo en la prueba y tienen síntomas leves o ningún síntoma se queden en casa y no vayan al trabajo y eviten la propagación del virus.

Sentado en la primera fila durante las ceremonias de Simpson y Sprowls estuvo el gobernador Ron DeSantis. Fue una de las dos únicas apariciones públicas que ha tenido el gobernador republicano desde las elecciones del 3 de noviembre. Después de meses de apariciones de alto perfil mientras impulsaba la reapertura del estado y hacía campaña por el presidente Donald Trump, el gobernador ha evitado el centro de atención y no ha comentado sobre la decisión del presidente de no ceder.

Cuando terminó el discurso de Sprowls, DeSantis salió silenciosamente por un pasillo trasero.

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement