Advertisement
  1. CENTRO

Una victoria para todos

Celebraciones que duraron horas tras ganar el Super Bowl en una ciudad que crece y se siente orgullosa.
Fanáticos de los Bucaneros celebrando la histórica victoria.
Fanáticos de los Bucaneros celebrando la histórica victoria. [ LUIS SANTANA | TIMES | Tampa Bay Times ]
Publicado Feb. 16

Por Mario Quevedo

Especial para CENTRO Tampa

Bueno amigos, a mí se me puede acusar de muchísimas cosas, pero (empezando bien) no de ser atleta destacado o simplemente fanático de todo en la televisión. A lo más, que me carguen culpa por disfrutar de la belleza femenina. Deporte entretenido y que Caruca ha aceptado, pues llegó a la conclusión de que perro que ladra no muerde y si mordiera, no sabría qué diablos hacer con la víctima.

Después de este ya largo exordio, tengo que recurrir los dioses y al nieto que no solo sigue y cree saber todo lo referente a los deportes, sino que es fanático de nuestro equipo de los Bucaneros que hoy visten de gala nuestro entorno.

¡Somos Campeones! Y celebramos como se debe victoria del domingo. En nuestra ciudad, en nuestro terreno, nuestro equipo logró la victoria del súper juego. Viviendo a solo un par de cuadras del estadio tuvimos la oportunidad de poder disfrutar al máximo todo el evento. Minuto a minuto. Amigos, vecinos y aquellos que con regularidad utilizan el patio delantero de la casa para parquear y disfrutar antes y después de los juegos. Todos, incluyendo al que no es atleta, tuvimos la oportunidad de celebrar en grande.

Fue hasta muy tarde, o temprano en la madrugada, que miles de fanáticos o simplemente celebrantes se pasearon por el barrio mostrando en el gesto humano el orgullo que se siente. Victoria para todos. En medio de un año en el que hemos sido castigados por la pandemia y una cierta soledad, esa victoria nos dio puerta abierta a la celebración justa, necesaria y sana.

Sin lugar a duda no es solo al evento deportivo al que hay que reconocer. Hoy tenemos también que saludar a nuestra ciudad; a nuestra alcaldesa, a la policía y a todos los oficiales que, desde temprano el domingo del Súper Bowl, mantuvieron el orden haciendo posible que se expresara el júbilo de los fanáticos y vecinos. No creo exagerar cuando hablo de miles y miles de personas; fanáticos, curiosos, simples chismosos parlanchines y amigos ansiosos de compartir el momento, todos en la calle disfrutando.

Los Bucaneros han logrado alcanzar su lugar en el difícil mundo de los deportes y nuestra ciudad ha ganado el ser reconocida como mayor de edad. Tampa, hogar invernal de los Yankees de Nueva York, los Tampa Bay Rays, y los Lightning se consagra, sin duda, en ciudad que respeta, responde y presenta deportes de primera línea.

A pesar de la dichosa pandemia que reduce de forma extraordinaria la participación popular, se puede afirmar que Tampa ha reflejado en el mundo la imagen magnifica que nuestra ciudad merece y el sentir de orgullo que todos mantenemos.

Yo, seguro que no soy cronista deportivo, pero algo se aprende aparte de disfrutar el show de medio tiempo y la presentación del Himno Nacional. Sin embargo, se me hace algo fácil resaltar la victoria de nuestro equipo. Gala extraordinaria en nuestro estadio

Los Bucaneros, campeones de la Conferencia Nacional de Football (o como usted prefiera llamarles), dieron una magnifica derrota; en mi idioma lo califico como “excelente paliza”, a los campeones de la Conferencia Americana, los Chiefs de Kansas City. Un juego que hasta los que no conocemos el deporte pudimos disfrutar.

Sí, la puntuación final 31-9 convierten a nuestros Bucaneros en Campeones de la Liga Nacional de Football este año. Tremendo éxito que por segunda vez alcanza nuestro equipo.

Me he ocupado hasta de buscar algunos datos importantes de este juego. Aparte del excelentísimo show de medio tiempo, pudimos disfrutar de la calidad presentada por Tom Brady, quien en su ya larga historia profesional ha alcanzado su séptima victoria en el evento deportivo más importante de la nación. Cabe señalar que Kansas City no logró repetir la victoria del año pasado. Se quedaron con las ganas.

La línea de defensa de los Bucaneros se mostró rapidísima y muy agresiva, alcanzando a derribar tres veces al Mariscal de Campo de los Chiefs (me dicen es el nombre en nuestro idioma), Patrick Mahomes quien sintió en todo momento la presión agresiva que ocasionó dos intercepciones.

Por nuestra parte, Brady alcanzó a completar un total de 21 pases de un total de 29 lanzados, llegando a 201 yardas y tres anotaciones (touchdown). Mientras tanto, la línea de defensa, por su parte alcanzo dos importantísimas intercepciones.

Nada, que fue un juego que hasta los no iniciados en el deporte pudimos disfrutar. Un juego excelente, una presentación de nuestra ciudad magnifica y una victoria que pone muy en alto todo nuestro nombre. Vale la pena repetir que hoy todos en Tampa somos “Bucaneros”.

Hoy nos sobra razón para sentirnos orgullosos y contentos. Nos unimos como ciudad que celebra. Tampa lo merece. Todos somos campeones al contar con este tipo de victorias profesionales.

Quevedo es periodista cubano. Trabajó en radio, televisión y tuvo su propio periódico ‘La Voz Hispana’. Para comunicarse con Quevedo: marioquevedo1@aol.com