Advertisement
  1. CENTRO

Alquimia espiritual: ¿Se puede realmente perdonar?

Foto: archivo.
Foto: archivo.
Publicado Mar. 4
Actualizado Mar. 4

Por Raquel Aché

Especial para CENTRO Tampa

¿Se puede realmente perdonar?

Me escribe Estela M.: Señora de luz, necesito que me oriente a conocer qué es el perdón y si realmente con tanto dolor que siento se puede perdonar. Lo he intentado, pero no lo logro.

Querida Estela: En este santo momento, en que leo tu carta, estaremos conectadas para que recibas mi mensaje para ti.

Para saber perdonar debes aprender primero el significado del perdón. Perdonar es la acción de reconocer y reaccionar ante el daño que nos han hecho, lo que implica olvidar las) injusticias que nos han sucedido.

El saber perdonar es una actitud consciente que se asume de dejar ir la ira y el rencor, y permitir entrar la aceptación del daño situando el aprendizaje, buscar respuestas de qué nos dejó esa experiencia.

Debemos revisarnos, ubicarnos en lo sucedido y comenzar por perdonarnos. Sí, es posible que no encontremos nada de qué perdonarnos. ¿Lo crees realmente así? Pues no, para asumir dejar ir esos sentimientos, debemos hacer cambios, debemos limpiarnos interiormente, recuerda no estamos solos y las palabras y acciones son traviesas.

Me preguntas si puedes perdonar. Te respondo ¡Claro que se puede!

Las actitudes tóxicas predisponen a la libertad para la terapia de aprendizaje para perdonarnos y perdonar.

He leído tu carta con mucha atención y realmente a una temprana edad el ser maltratada por una tía, y lo peor esclavizarte a que fueras casi que su criada siendo una niña, teniendo a tu cargo cuidar niños y todos los quehaceres que me explicas… Me expresas lo triste que te sentías lejos de tu mamá. Ahora bien, Estela me cuentas tantas maravillosas cosas que superaste. Hoy tienes 48 años y explicas que vives con ese dolor muy a pesar de que te has dicho a ti misma que la has perdonado.

La terapia del perdón está en tus manos. Deshacerte del resentimiento es cuando se perdona, se deja ir, no hay dolor, no es difícil lograrlo si es lo que quieres. No sigas creyendo eso de que el tiempo te curará las heridas.

No evoques esos momentos. Pero si es interesante que comiences a verte en tu totalidad lo que has logrado. La gran mujer que eres. Aprendiste, claro te causó traumas a tu infancia, pero ya es hora de dar el valor positivo a esa desagradable experiencia. No continúes autocastigándote. Dale espacio todos los días al amor, la compasión, comprensión siempre positiva, dales a tus emociones ese reconocimiento que por tiempo requiere de ti.

Aprendiste de niña a ser madre, a ser responsable, ser una maravillosa persona muy a pesar de no tener quien te diera una caricia, orientación mucho menos si estudiabas o si existías. Te has convertido en lo que conozco que has logrado.

Si requieres continuar esta terapia tienes mi correo, comunícate por favor, para mí es importante que otros seres conozcan que no hay como la felicidad de reconocernos.

No concibas el no perdonar a quien nos han dañado por sus acciones, ¡déjalo ya!

Todos somos más grandes que nuestras culpas.

Sique ese tu camino amplio, cuidándote de no cometer errores que consuman en dolor a otros.

Es tu felicidad, reconociéndote, perdonándote y perdonando, solo así eres libre y aprenderás más hermosas cosas que te permitirán decirte: ¡Gracias!

Por ejemplo: ojalá pudieses, confiando en tu capacidad de perdonar, decirle a tu tía que le agradeces lo aprendido.

Estela, recibe en este momento luz infinita, para que sientas el poder que hay dentro de ti. Es un proceso en el cual necesitas un momento de silencio contigo, conectada y sentirás esa luz conducirte.

Estoy conectada contigo, libérate.

Bendiciones.

Para escribirle a Raquel : alquimiaesp1@hotmail.com