Advertisement
  1. CENTRO

Sentencian falso abogado de inmigración

Latinos relatan las dificultades causadas por un falso abogado de inmigración: Elvis Harold Reyes, quien estafó a inmigrantes indocumentados por más de un millón de dólares. Irá a prisión 20 años y 9 meses.
Víctimas de fraude de inmigración se reunieron para una conferencia de prensa frente a un tribunal federal en el centro de Tampa antes de la sentencia final contra Elvis H. Reyes, de 56 años, quien se hizo pasar  como abogado, pastor, contador y ex funcionario de inmigración.  Al frente Ana Lamb, activista mexicana y quien acompaño a las víctimas de Reyes.
Víctimas de fraude de inmigración se reunieron para una conferencia de prensa frente a un tribunal federal en el centro de Tampa antes de la sentencia final contra Elvis H. Reyes, de 56 años, quien se hizo pasar como abogado, pastor, contador y ex funcionario de inmigración. Al frente Ana Lamb, activista mexicana y quien acompaño a las víctimas de Reyes. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]
Publicado Abr. 12
Actualizado Abr. 14

CENTRO Tampa

TAMPA - Una tras otra, las víctimas subieron al estrado con lágrimas en los ojos en el tribunal federal del centro de Tampa el viernes por la tarde y el lunes desde temprano en la mañana.

Estaban allí para testificar en el juicio que daría lugar a la sentencia de Elvis Harold Reyes, de 56 años, quien se hizo pasar por abogado de inmigración, contador y predicador para estafar al menos a 296 inmigrantes indocumentados por más de un millón de dólares.

Estaba previsto que Reyes fuera sentenciado el viernes, pero una larga serie de testimonios de testigos obligó al tribunal a suspender la sesión hasta el lunes 12 de abril a las 9 de la mañana para que todas las víctimas pudieran hablar. Se enfrentaba a hasta 20 años de prisión por fraude postal y a dos años obligatorios por robo de identidad, según los registros del tribunal federal.

Elvis H. Reyes, pastor de una iglesia y agente de bienes raíces de origen puertorriqueño, fue acusado de presentar 215 solicitudes de asilo fraudulentas a través de su EHR Ministries Inc. y robar más de $ 1 millón de sus víctimas, la mayoría de ellos inmigrantes en las áreas de Ruskin y Wimauma . Foto: Facebook.
Elvis H. Reyes, pastor de una iglesia y agente de bienes raíces de origen puertorriqueño, fue acusado de presentar 215 solicitudes de asilo fraudulentas a través de su EHR Ministries Inc. y robar más de $ 1 millón de sus víctimas, la mayoría de ellos inmigrantes en las áreas de Ruskin y Wimauma . Foto: Facebook.

La sentencia final llegó a 20 años y 9 meses de prisión federal y al menos 3 años de probatoria.

Entre 2016 y 2019 Reyes explotó a la comunidad indocumentada del sur del condado de Hillsborough mintiendo sobre su historial de trabajo y presentando documentación indebida, dijo el fiscal federal Francis Murray. Cobraba aproximadamente 5,000 dólares por persona con la promesa de entregar documentos como licencias de conducir, permisos de trabajo y residencia permanente.

Pero, como revelaron los testimonios, Reyes rara vez cumplía sus promesas. En algunos casos, amenazó con llamar a los funcionarios de inmigración para que deportaran a quienes le presionaban para obtener los documentos por los que habían pagado.

Los nombres de las víctimas que testificaron fueron sellados en el tribunal federal para proteger sus identidades. Hablaron de las dificultades financieras causadas por Reyes, algunos agotaron los ahorros de toda su vida para pagar sus honorarios. Otras hablaron de traición -ya que Reyes era un predicador para algunas víctimas- y de la angustia causada por la falsa esperanza.

Todas las víctimas que subieron al estrado pidieron justicia.

“La forma en que se presentaba a sí mismo con Dios por delante, podría haber engañado a cualquiera”, dijo una de las víctimas, a quien se le emitió una orden de deportación por la supuesta negligencia de Reyes al presentar una solicitud de asilo. “Ahora no tengo dinero y no duermo por las noches. Sé que inmigración va a aparecer en mi puerta y me va a llevar cualquier día”.

La víctima era uno de los seis antiguos clientes de Reyes que recibieron órdenes de deportación, según Murray. Otros cinco ya han sido sacados del país.

Algunas víctimas dijeron que temen ser los siguientes en ser deportados.

“Voy a trabajar todos los días y no sé si volveré a casa con mis hijos”, dijo otra víctima en el tribunal.

La defensora pública federal adjunta Sara Mieczkowski se opuso a la cantidad de aproximadamente un millón de dólares que Reyes está acusado de defraudar. Pero no habló mucho durante la sentencia, que estuvo dominada por los testimonios de las víctimas.

Casi todas las víctimas hablaron de las dificultades económicas que sufrieron por las tarifas que cobró Reyes.

“Sufro mareos, depresión y angustia por lo que nos hizo ese hombre”, dijo Silvia Vega, ama de casa de 33 años, que pagó a Reyes 4,500 dólares. Vega fue una de las decenas de personas que protestaron el viernes frente al tribunal en el centro de Tampa antes de la sentencia de Reyes. “He sido hospitalizada varias veces y ahora debo miles de dólares. Le di todos mis ahorros”.

Vega dijo que conoció a Reyes hace tres años a través de un amigo común. Dijo que él le prometió asilo político y una tarjeta verde, para que pudiera vivir con su esposo y sus dos hijos sin temor a la deportación.

“Le creímos porque sólo queremos estabilidad para nosotros y nuestros hijos”, dijo Vega. “Sólo queremos trabajar y cuidar de nuestras familias”.

Desde que fue “estafada” por Reyes, Vega dijo que se unió a LULAC 7267, una filial de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos. Los miembros del grupo se unieron a los manifestantes llegaron a ser unos 50 alrededor al mediodia.

Las victimas del falso abogado Elvis Reyes confiaron en su palabra para negociar la residencia permanente de su parte. Todo fue una gran estafa.
Las victimas del falso abogado Elvis Reyes confiaron en su palabra para negociar la residencia permanente de su parte. Todo fue una gran estafa. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]

“Queremos que esto sirva de precedente para la gente que se aprovecha de nuestra comunidad”, dijo Ana Lamb, portavoz del grupo. “El dinero se puede recuperar con esfuerzo, pero la estabilidad emocional y jurídica de nuestras familias no tiene precio”.

Olga Beatriz Rodríguez, de 52 años, inmigrante guatemalteca, dijo que conoció a Reyes como líder de una iglesia local. Ella dijo que él le prometió una tarjeta verde y la oportunidad de volver a ver a sus padres de nuevo por primera vez en casi dos décadas.

“Se ganó mi confianza y hasta le ayudé a limpiar su casa dos veces”, dijo. “Llamé a mi padre y él se puso muy contento, estaba saltando de alegría. Pero al final, lo que hizo Reyes fue un fraude y nos engañó a todos”.

Según un documento de la Corte, Reyes presentó más de 225 solicitudes fraudulentas. Reyes gastó las ganancias del delito, entre otras cosas, en viajes, compras de lujo, spas, joyas, procedimientos de antienvejecimiento y una asignación para su novia.

Reyes amenazó a las víctimas que lo confrontaron alegando que podía hacerlas deportar. Y, cuando los reportajes de investigación de diversos medios, encabezados por Univisión, revelaron el plan de Reyes, intentó obstruir la justicia haciendo que un amigo limpiara sus computadoras.

“Haciéndose pasar por un abogado de inmigración, Reyes apuntó a cientos de personas vulnerables en la comunidad de Tampa con su estafa de inmigración”, dijo el director de distrito de USCIS en Tampa, Michael Borgen.

Este caso fue investigado por el Departamento de Seguridad Nacional, Investigaciones de Seguridad Nacional, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos y la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough. Fue procesado por el fiscal federal adjunto Frank Murray.

Posted by Ana Lamb on Monday, April 12, 2021

En un video publicado en Facebook por la activista Ana Lamb tras la sentencia una de las víctimas dijo que “fue una experiencia dolorosa para todos los que estamos aquí. Se ha logrado algo hicimos historia, no queremos verdaderos criminales en la calle”.

De acuerdo con el video, Reyes fue llevado a prisión desde la corte.

“Esperamos que la gente que piense antes de hacer fraude con nuestra comunidad, con nuestra gente indocumentada sepan que no se va a poder”, dijo Lamb. “No nos queda otra que seguir adelante y les invitamos a alzar la voz porque unidos somos más fuertes”.

Colaboró en este artículo Myriam Silva-Warren