Advertisement
  1. CENTRO

La policía habla español

El desafío es mayor en el condado de Hillsborough, donde casi un tercio de la población es hispana y temas como la inmigración siguen siendo álgidos.
La portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough, Natalia Verdina (izquierda) y la oficial Lorette "Choli" Nordelo (derecha) posan frente a la sede de HSCO en Ybor City. Trabajan juntas para mejorar la confianza y la cooperación entre la comunidad latina y HCSO.
La portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough, Natalia Verdina (izquierda) y la oficial Lorette "Choli" Nordelo (derecha) posan frente a la sede de HSCO en Ybor City. Trabajan juntas para mejorar la confianza y la cooperación entre la comunidad latina y HCSO. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]
Publicado May 13
Actualizado May 13

CENTRO Tampa

TAMPA - Durante el día, la agente de policía de Hillsborough Lorette ‘Choli’ Nordelo practica artes marciales. Por la noche trabaja patrullando las calles del oeste del condado de Hillsborough, un área con una alta concentración de familias hispanas.

“Es una bendición poder ayudar a las personas latinas de mi comunidad”, dice Nordelo, de 31 años.

Nordelo es una agente de policía bilingüe que llegó a Estados Unidos de Ecuador con sus padres cuando tenía 10 años. Para aquellos que tienen dificultades con el inglés, ella está dispuesta a llenar la brecha en español.

“Las barreras lingüísticas no importan. Siempre encontraremos cualquier forma de ayudarles”, dijo.

Las palabras de Nordelo forman parte de los vídeos promocionales en español que la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough promociona en Facebook. La presencia de una creciente población hispana es una de las razones de los videos, pero también lo es la importancia de construir más confianza y puentes de amistad dentro de la comunidad latina.

Los organismos policiales del área de la Bahía de Tampa reconocen ampliamente la urgencia.

La portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Hillsborough, Natalia Verdina, dijo que su iniciativa forma parte de un programa llamado Se Habla Español. La serie da una mirada al interior de las muchas funciones y responsabilidades que el personal civil tiene dentro de la agencia.

“Esperamos que permita a los miembros de nuestra comunidad hispanohablante familiarizarse mejor con nuestra agencia, ver de cerca nuestras operaciones y recordar que estamos aquí para proteger y servir a todos, independientemente del idioma que hablen”, dijo Verdina.

Pero la urgencia es mayor en Hillsborough, donde se espera que los hispanos aumenten de un 30 por ciento de la población actual al 37 por ciento en 2045, según la Oficina de Investigación Económica y Comercial de la Universidad de Florida. Con casi 450,000 hispanos, Hillsborough es el cuarto condado con mayor población hispana dentro de los 67 condados de Florida, excepto: Miami-Dade, Broward y Orange.

Por años, dicen algunos defensores de los hispanos en Hillsborough, el alcance a sus comunidades de inmigrantes se ha limitado a arrestar a los delincuentes. En los últimos años, el enfoque se ha desplazado hacia la prevención del delito.

“Creo que al alguacil le ha ido mejor recientemente con las poblaciones indocumentadas, pero esto ha sucedido tanto y durante tanto tiempo que la confianza de la comunidad no está ahí”, dijo Alayne Unterberger, directora del Instituto de Estudios Comunitarios de Florida, una organización sin fines de lucro que ayuda a las comunidades de inmigrantes en Town N ‘Country y Wimauma.

Difundir el mensaje requerirá más trabajo por parte de la Oficina del Alguacil, dijo Nanci Palacios, de 31 años, de Dover, subdirectora de Faith en Florida, una organización sin fines de lucro que ayuda a inmigrantes y otras personas que viven en la pobreza. Palacios, que trabaja en estrecha colaboración con la población a la que sirve, dijo que aún no ha oído hablar de ningún esfuerzo policial comunitario.

“Muchas veces el problema con estos programas es que nuestras comunidades no los conocen”, dijo. “Mucha de nuestra gente no confía en la policía. Por eso tenemos que empezar a construir puentes”.

Iniciativas para la comunidad

Tony Holloway y Andra Dreyfus,en el centro la vocera de la policía de St Petersburg Yolanda Fernández.
Tony Holloway y Andra Dreyfus,en el centro la vocera de la policía de St Petersburg Yolanda Fernández.

La HCSO también cuenta con el Consejo Asesor Hispano del ALguacil, implementado hace más de tres décadas para servir de puente entre la comunidad hispana y la agencia. Durante la pandemia, el consejo se unió a E-Smart Recycling para donar docenas de ordenadores portátiles a los estudiantes más necesitados.

Las cuentas de medios sociales en español de HCSO (@HCSOSheriffESP) también se actualizan diariamente para mantener a los seguidores informados de las alertas de delitos, eventos y cualquier actividad significativa que el público deba conocer, dijo Verdina.

Cooperando con Inmigración

Ayudar en este desafío fue una decisión de la Oficina del Alguacil de Hillsborough de renunciar a la participación en un programa de asociación federal divisiva que recluta a las agencias policiales locales para hacer cumplir la ley de inmigración.

Bajo este llamado acuerdo 287 (g), las agencias locales informan al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EEUU cuando detienen a personas que se encuentran en el país ilegalmente y las retienen por ICE hasta 48 horas. En Florida, 49 agencias locales de aplicación de la ley tienen acuerdos 287 (g) con ICE, incluidas las oficinas del alguacil en los condados de Pasco, Hernando y Polk.

“Mientras la policía local esté trabajando con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas a través de acuerdos 287 (g), será difícil generar confianza con los miembros de las comunidades de inmigrantes, particularmente aquellos con inmigrantes indocumentados”, dijo Elizabeth Aranda, decana asociada y profesora de sociología. en la Universidad del Sur de Florida.

La Oficina del Alguacil del Condado de Pinellas no forma parte del programa 287 (g) completo, pero se asocia con ICE en una versión limitada que también ha generado críticas de defensores de los inmigrantes.

La Oficina del alguacil somete a su personal de la cárcel a un programa de capacitación que les permite entregar órdenes de detención de ICE a personas bajo custodia.

“Nuestro programa se limita solo al personal de la cárcel y no participamos en redadas ni tenemos agentes en la calle, un concepto erróneo común que intentamos corregir”, dijo el diputado Travis J. Sibley, portavoz del alguacil de Pinellas.

Comunicar este mensaje es parte del esfuerzo de alcance del alguacil en un condado donde se espera que la población hispana de aproximadamente 103,000 aumente del 11 por ciento actual al 15 por ciento para el 2045. También lo es trabajar con el Hispanic Outreach Center en Clearwater para ayudar con las pruebas y los esfuerzos de vacunación durante la pandemia de coronavirus, dijo Sibley.

La oficina también produce versiones en español de anuncios de servicio público, folletos sobre los derechos de las víctimas y un programa de lectura de libros en el que participan los policías.

El Departamento de Policía de Tampa sirve a una comunidad donde la proporción de hispanos en la población es casi tan alta como en el condado de Hillsborough en general, con un 26 por ciento, según cifras del Censo. El departamento ha lanzado páginas de Twitter, Instagram y Facebook en español, utilizando Facebook para resaltar los deberes del personal policial al presentar a oficiales y empleados civiles de habla hispana.

A la cabeza del esfuerzo está la detective Rose Angelakopoulos. “Ofrece una mirada entre bastidores a sus trabajos diarios”, dijo. Angelakopoulos, de 33 años, oriunda de República Dominicana y que llegó a EEUU con sus padres cuando era niña.

Para ella ver a su familia navegar por las tareas normales del día a día le enseñó sobre los obstáculos que enfrentan quienes tienen la barrera del idioma.

“Sé lo que se siente”, dijo Angelakopoulos, quien se convirtió en el enlace hispano del departamento el año pasado.

Además de las redes sociales, la Policía de Tampa se asoció con Univision para hablar de varios temas de seguridad pública, como el tráfico de personas y los delitos. Además está planeando crear una versión en español de la academia de ciudadanos y la denuncia en línea de delitos específicos. “Nuestro objetivo en TPD es proporcionar la mayor cantidad de recursos y orientación en español a la comunidad a la que servimos”, dijo Angelakopoulos.

En toda la región

Amanda Hunter, una portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Pasco (PSO) dijo que tienen varias iniciativas para asegurar que las voces de la comunidad hispana sean escuchadas.

Entre ellas: el Consejo de Ciudadanos y los ‘Officer Friendlies’. El Consejo Asesor de Ciudadanos está compuesto por un conjunto diverso de miembros de la comunidad que proporciona un punto de vista independiente a través de foros regulares. Los ‘Officer Friendlies’ se centran especialmente en establecer relaciones con los jóvenes de Pasco, al tiempo que trabajan con muchos miembros de la comunidad.

“También tenemos fuertes relaciones con la comunidad creyente hispana y a menudo nos asociamos con ellos para organizar distribuciones de alimentos en la comunidad y más”, dijo Hunter.

El cabo Travis J Sibley, portavoz de la Oficina del Alguacil del Condado de Pinellas, dijo que han estado llevando a cabo esfuerzos para entrar en las comunidades minoritarias.

El alcance incluye eventos en las iglesias locales para discutir su papel en la comunidad y para explicar algunas de las disposiciones controvertidas.

“Si bien apoyamos el concepto 287g no tenemos y nunca hemos tenido el programa real en la Oficina del Alguacil del Condado de Pinellas. Tenemos un Acuerdo de Orden Básica con el ICE, que no es lo mismo que el 287g. Este acuerdo es el programa Warrant Service Officer (WOA)”, dijo Sibley.

El WOA proporciona una formación especial de aplicación de la ley de inmigración para realizar ciertas funciones.

“Nuestro programa se limita sólo al personal de la cárcel y no participamos en redadas ni tenemos agentes en la calle; un error común que intentamos corregir”, dijo Sibbley.

Dijo que trabajan con el Hispanic Outreach Center de Clearwater para atender a la comunidad inmigrante en eventos en español y para ayudar a la comunidad en medio de la pandemia.

“Hemos emitido anuncios de servicio público durante el COVID en español, todos nuestros folletos y volantes sobre los derechos de las víctimas están en inglés y en español, y nuestra participación en la lectura del libro “Officer Friendly” también fue grabada en español”, dijo Sibley.

El oficial de divulgación hispano del Departamento de Policía de Clearwater, José Medina, tiene un año en su puesto a tiempo completo.

Medina, de 28 años, dijo que entiende los problemas de la comunidad latina. Medina nació en Carolina del Norte de padres mexicanos. El español fue su primera lengua.

“Sé que no es fácil pero para eso estamos aquí, para ayudar y servir a nuestra comunidad”.

Medina recoge material escolar y ayuda a distribuir alimentos para familias de bajos ingresos. Dirige una iniciativa para orientar a los adolescentes llamada Programa de Liderazgo Juvenil. Es mentor del estudiante Jamie Montoya, de 16 años.

“Hay muchas personas que necesitan ayuda porque no saben cómo funciona el sistema, cuáles son las leyes y qué derechos les protegen”, dijo Medina. “No están solos. Pueden contar con nosotros”.

Yolanda Fernández, portavoz de la policía de St Petersburg, dijo que no tienen un programa policial específico porque la población hispanohablante es muy pequeña, según Fernández.

“Sin embargo, yo hablo con fluidez en español y ofrezco entrevistas a los medios de comunicación hispanos. También mantengo una lista de oficiales de habla hispana que están disponibles para entrevistas”, dijo Fernández.

Aunque tienen muchos oficiales de herencia hispana con diferentes grados de dominio del español, Fernández dijo que ha identificado a unos 15 oficiales de policía con fluidez en español y que están dispuestos a dar entrevistas.

“Es importante para nuestra agencia representar a la comunidad y eso incluye a nuestra población de habla hispana”, dijo Fernández. “Cuando se trata de mensajes de seguridad y prevención de la delincuencia tenemos que ser capaces de llegar al mayor número de personas posible. Tener la capacidad de transmitir el mensaje en inglés y en español mejora nuestro alcance.”