Advertisement
  1. CENTRO

En escena de miedo en la Eurocopa 2020

Christian Eriksen se derrumba en el campo y por 10 minutos el mundo entero ve cómo le dan primeros auxilios
Christian Eriksen de Dinamarca recibe tratamiento médico después de colapsar durante el partido del grupo B del campeonato de fútbol de la Eurocopa 2020 entre Dinamarca y Finlandia e, el sábado 12 de junio. Foto: AP
Christian Eriksen de Dinamarca recibe tratamiento médico después de colapsar durante el partido del grupo B del campeonato de fútbol de la Eurocopa 2020 entre Dinamarca y Finlandia e, el sábado 12 de junio. Foto: AP [ MARTIN MEISSNER | AP ]
Publicado Jun. 14
Actualizado Jun. 14

COPENHAGUE (AP)- Mientras Christian Eriksen yacía inconsciente en el campo, sin pulso, el médico del equipo de Dinamarca Morten Boesen se dio cuenta rápidamente de que no había un segundo que perder.

“Estaba respirando y podía sentir su pulso. Pero de repente eso cambió “, dijo Boesen . “Y como todos vieron, comenzamos a darle reanimación cardiopulmonar”.

Los siguientes 10 minutos estuvieron entre los más aterradores que se hayan desarrollado durante un partido en el Campeonato de Europa de fútbol. Varios médicos trabajaron frenéticamente para darle compresiones en el pecho a Eriksen mientras sus compañeros de equipo lloraban y formaban un círculo alrededor del mediocampista para proteger la escena de la vista del público.

Y finalmente, el inquietante silencio que había descendido alrededor del estadio Parken fue reemplazado por aplausos masivos.

“Logramos recuperar a Christian”, dijo Boesen. “Y me habló antes de que lo llevaran al hospital”.

Eriksen estaba despierto y en condición estable el sábado por la noche después de ser trasladado a un hospital de Copenhague, dijo la federación de fútbol danesa.

Su colapso, que se produjo en el minuto 43 del partido contra Finlandia, provocó la suspensión del juego durante unos 90 minutos antes de que ambos equipos tomaran la decisión de seguir jugando. Finlandia ganó 1-0 después de que Joel Pohjanpalo anotara en el minuto 60 y el portero Lukas Hradecky más tarde detuviera un penalti.

Pero al final, el resultado pareció simplemente una ocurrencia tardía.

“Por supuesto que no se puede jugar un partido con esos sentimientos”, dijo el entrenador de Dinamarca, Kasper Hjulmand. “Lo que intentamos hacer fue increíble. Es increíble que los jugadores hayan logrado salir e intentar jugar la segunda parte “.

La UEFA dijo que ambos equipos habían celebrado una reunión de emergencia antes de decidir seguir jugando. Los jugadores regresaron al campo con una gran ovación cuando comenzaron a calentar por segunda vez.

Hjulmand dijo que los equipos tenían la opción de terminar el juego el sábado o reanudar el domingo.

“Los jugadores no podían imaginarse no poder dormir esta noche y luego tener que entrar mañana, subir al autobús y jugar”, dijo Hjulmand. “Honestamente, era mejor terminar de una vez”.

Eriksen acababa de realizar un pase corto cuando cayó de bruces al suelo. Sus compañeros de equipo inmediatamente pidieron ayuda con un gesto y los médicos se apresuraron al campo.

La compañera de Eriksen, Sabrina Kvist Jensen, salió al campo y fue consolada por el capitán de Dinamarca Simon Kjaer y el portero Kasper Schmeichel.

Los jugadores de Finlandia se acurrucaron en su banco y finalmente salieron del campo mientras el centrocampista del Inter de Milán todavía estaba recibiendo tratamiento, al igual que los árbitros.

Eriksen finalmente fue llevado a una fuerte ovación, con sus compañeros caminando junto a la camilla.

El médico del equipo Inter de Milán, Piero Volpi, dijo a The Associated Press que el club italiano estaba en contacto con la federación de fútbol danesa.

“Escuchamos lo que dijo la UEFA y estamos felices de que se haya estabilizado. Pero eso es todo lo que sabemos“, dijo Volpi.

Volpi agregó que Eriksen nunca contrajo COVID-19, no tiene condiciones médicas de las que tenga conocimiento y ha pasado todos los exámenes médicos sin problemas desde que se unió al Inter en enero de 2020 procedente del Tottenham.

“Pero hablaremos de eso cuando sea el momento adecuado”, agregó Volpi sobre el historial médico de Eriksen. “Ahora mismo, lo importante es que se recupere”.

Eriksen es una de las estrellas más importantes de Dinamarca y el incidente provocó una sensación instantánea de conmoción en el estadio Parken, donde unos 15.000 aficionados se quedaron en silencio. Se podía ver a algunos aficionados llorando y abrazándose en las gradas.

Mientras los fanáticos en el estadio esperaban actualizaciones, los fanáticos de Finlandia comenzaron a gritar “Christian”, que luego fue respondido por los fanáticos daneses gritando “Eriksen”.

Entonces se escuchó un gran rugido de todos los aficionados cuando el locutor del estadio dijo que Eriksen estaba “estable y despierto”.

El juego se transmitió ampliamente, incluso en ESPN, que luego respondió a las críticas de que su transmisión se demoró demasiado en la escena antes de cortarse. ESPN dijo que estaba utilizando una señal mundial proporcionada por la UEFA.

“Una vez que quedó claro que la transmisión mundial iba a adoptar un enfoque más agresivo para cubrir la situación, deberíamos habernos movido más rápido a una toma amplia estática del estadio o regresar al estudio”, dijo ESPN en un comunicado.

El incidente trajo recuerdos de otros jugadores de fútbol que se derrumbaron en el campo, incluidos Marc-Vivien Foe y Fabrice Muamba. Foe murió mientras jugaba para Camerún durante la Copa Confederaciones 2003 en Francia, mientras que Muamba necesitó reanimación cardiopulmonar en 2012 cuando colapsó en un partido entre Bolton y Tottenham en White Hart Lane en el norte de Londres.

Muamba, quien se recuperó por completo, escribió “Por favor, Dios” en Twitter cuando llevaron a Eriksen al hospital.

Por el periodista de Associated Press Mattias Karen