Advertisement
  1. CENTRO

¿Deben las personas vacunadas usar máscara ante el aumento de los casos de COVID-19 ?

Es una pregunta que muchos se hacen, con una respuesta que varía de un lugar a otro.
Esther Bowen, y su hija, Ambar Candanedo, de Miami, recoge unos pañuelos para su hija en Sans Market, el viernes 11 de junio de 2021 en St Petersburg. Todos los empleados y clientes siguen estando obligados a usar máscara en el negocio.
Esther Bowen, y su hija, Ambar Candanedo, de Miami, recoge unos pañuelos para su hija en Sans Market, el viernes 11 de junio de 2021 en St Petersburg. Todos los empleados y clientes siguen estando obligados a usar máscara en el negocio. [ MENGSHIN LIN | Times ]
Publicado Jul. 23
Actualizado Jul. 23

(AP) - Depende de su situación, pero usar máscara para protegerse del COVID-19 en público puede proporcionar otra capa de protección y ayudar a evitar que el virus se propague a otras personas que no estén protegidas.

La relajación de las precauciones de seguridad y el gran número de personas que siguen sin vacunarse en muchas regiones están contribuyendo a la propagación de casos en todo el mundo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos no han cambiado su consejo de que las personas totalmente vacunadas pueden ir sin máscaras en la mayoría de las situaciones. Pero la Dra. Rochelle Walensky, directora de la agencia, dijo que las decisiones locales sobre la obligación de llevar mascarilla facial podrían variar en función de los niveles de vacunación y de si hay una oleada del virus.

Por ejemplo, el condado de Los Ángeles ha empezado a exigir a los residentes que lleven máscaras en el interior de recintos, independientemente de su estado de vacunación, y las autoridades de Nueva Orleans están instando a la gente a hacer lo mismo.

Aunque las vacunas contra el COVID-19 reducen en gran medida las probabilidades de enfermedad grave y muerte y siguen siendo eficaces contra las variantes, algunos expertos afirman que llevar una máscara es una precaución razonable, ya que todavía es posible infectarse.

El uso de la mascarilla también podría ayudar a prevenir la propagación del virus a los niños demasiado jóvenes para la vacunación y a las personas con sistemas inmunes débiles.

“Personalmente, sigo usando una máscara cuando voy a espacios públicos fuera de mi casa, tanto por mi propia protección como por el bien de mi comunidad”, dijo la investigadora del virus Angela Rasmussen, de la Organización de Vacunas y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Saskatchewan.

El Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Vanderbilt, dijo que un enfoque de “cinturón y suspensores” también tiene sentido para las personas mayores o que tienen problemas de salud y son más vulnerables a enfermarse gravemente si se infectan.

“Estoy bastante sano, pero tengo canas. Por eso, cuando salgo al supermercado, voy con máscara”, dijo Schaffner.

- Por Carla K. Johnson