Advertisement
  1. CENTRO

Alquimia: La guerra espiritual

San MIguel Arcangel. 1708.
San MIguel Arcangel. 1708. [ Foto: Cortesía ]
Publicado Sep. 22

Por Raquel Aché

Especial para CENTRO Tampa

¡Amados Hermanos de Luz!

Me escribe María Antonieta Pedernales: “Bella Señora, ¿qué es la Guerra espiritual? ¿Podemos luchar contra el odio?

La humildad y el perdón

La guerra espiritual es la lucha que recorre toda la historia humana, y que llega a niveles inauditos durante toda la existencia.

Hoy he tomado este tema, inspirada en mi relación espiritual de coincidencia con un personaje humano que conoce de la humildad, el perdón y predica lo que muchos no entienden o no creen como es la guerra espiritual.

¡Gracias Ser de Luz! Que reconfortante es oírle, por bendición de Dios existen muchos más como usted. La guerra espiritual es la más sangrienta que inicia todo conflicto que genera el caos a la humanidad.

“Nuestra lucha no es contra hombres de carne y hueso, sino contra principados, autoridades y poderes que dominan el mundo de tinieblas. Nos enfrentamos contra los espíritus y las fuerzas sobrenaturales del Mal”. (Ef. 6, 12).

Respetando la escogencia de credos porque no voy a tocar ninguna religión especifica cito a San Pablo en su Carta a los Efesios. Pero es muy importante cualquiera que sea el credo de paz espiritual, conectarnos con el alma lo que nos permite sentir eso que llamamos conciencia y que nos alerta.

Hablar de guerra espiritual es luchar con contradicciones sobre diferentes aspectos de nuestra vida diaria y es importante seguir la intuición que se convierte en Luz cuando vivimos en comunión con nosotros mismos.

El hombre en su afán de avaricia, hambre de poder, sentimientos ocultos, conflictos que se apoderan de su corazón, de la materia. Se olvida de que es un ser capaz de los más nobles sentimientos y logros en pro de la humanidad que tanto lo necesita.

Se apartan del propósito de la misión encomendada para llevar a cabo el bienestar de la humanidad. Desafortunadamente parte de la humanidad que vaga sin fe y sin esperanza se apegan a falsos profetas buscando luz.

Por suerte seres de luz identifican al impío y sus propósitos satánicos y se acogen a sus creencias del bien y pueden liberarse de esas huestes de ángeles caídos, oscuros.

“El objetivo de la guerra espiritual no es destruir a lo diabólico (de hecho, no nos toca a nosotros hacerlo), sino rescatar a aquellos que están bajo ese dominio, rompiendo todo tipo de maldiciones y ataduras. Esto quiere decir que nuestra atención debe estar centrada en las personas y no en entes diabólicas”. (Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”).

La humildad, nos hace conocer amplios caminos de luz, perdón y perdonar nos limpia de error cometido y erradicado a tiempo y nos hace libres.

Errar no es algo tan negativo.

Reconocer los errores es de valientes, demuestra coraje de amor al enfrentarte a las consecuencias y posibles críticas exteriores.

Luz en nuestros pasos, bendiciones.

Para escribirle a Raquel: alquimiaesp1@hotmail.com