Advertisement
  1. CENTRO

Informe especial: Los lazos de la guerrilla colombiana y la contrainteligencia venezolana

Las conexiones FARC-ELN con la Dirección General de Contrainteligencia Militar venezolana fueron expuestas por oficiales activos y retirados que condenan al alto mando militar por entregar el registro de soldados a una fuerza enemiga. Una ONG, integrada por 200,000 funcionarios públicos, entre ellos militares y policías, prosigue las huellas de los espías de Maduro por América Latina
Las fuerzas de seguridad participan en un simulacro militar para conmemorar el octavo aniversario de la muerte del presidente Hugo Chávez en Caracas, Venezuela, en marzo de 2021. Represión y contrainteligencia alimentan con información a la guerrilla.
Las fuerzas de seguridad participan en un simulacro militar para conmemorar el octavo aniversario de la muerte del presidente Hugo Chávez en Caracas, Venezuela, en marzo de 2021. Represión y contrainteligencia alimentan con información a la guerrilla. [ MATIAS DELACROIX | Associated Press ]
Publicado Nov. 24

Por Hernán Lugo-Galicia

Especial para CENTRO tampa

“Ojo en la frontera”, reza el aviso que circula entre oficiales activos y retirados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

¿El por qué?: La detención de militares, por parte de la guerrilla de Colombia, y posterior entrega a las autoridades nacionales, indican que está en función una red de inteligencia y contrainteligencia desplegada por toda la frontera colombo-venezolana, y que cuentan con mecanismos de comunicación con el aparato del estado venezolanos e información de los funcionarios públicos.

Las alarmas se activaron en abril cuando fueron detenidos dos generales retirados, Ovidio Poggioli Pérez y Jorge Abudey, en una trocha o camino ilegal. Y luego, cuando se produjo la “captura” del teniente Franklín Caldera, en Cúcuta. Sin embargo, las sospechas provienen desde 2019 cuando Juan Guaidó fue juramentado como Presidente Interino, y un grupo de oficiales se les unió.

La versión del “trabajo cooperante” fue reafirmada en 2020, cuando se infiltró la “Operación Gedeón” para desenmascarar y llevar presos a parte de la oposición y cualquier militar que se les uniera.

Dato 1: Desde el 2015 hasta el 5 de septiembre de 2021 permanecieron cerrados los pasos oficiales entre Venezuela y Colombia, por lo que la gente se vio obligada a ir por las trochas. Las más conocidas: Guarumito, Los Negros y Ureña. El costo del pase es en dólares.

Operación contra disidentes

Los casos tienen similitudes: La delación fue hecha por la FARC ante militares venezolanos en puestos fronterizos; y los detenidos han ocupado cargos de importancia en Venezuela y han sido acusados de propiciar la salida del régimen por las armas.

Poggioli fue director de la Dirección de Inteligencia Militar de la FANB, pero estuvo preso en Ramo Verde por dos años y cinco meses, bajo los cargos de participar en una supuesta rebelión militar en 2004, que se denominó “Daktari”, debido a que en una hacienda -con este nombre- fueron detenidos 27 colombianos, a quienes se les trajo para promover una revuelta contra el chavismo.

Caldera fue acusado de promover la “Operación Aurora” contra Nicolás Maduro por lo que buscó refugio en Colombia.

 Diosdado Cabello y Nicolás Maduro han sido por años no solo lo herederos del legado de Hugo Chávez sino que están señalados internacionalmente de liderar una organización criminal conocida como el Cartel de los Soles.
Diosdado Cabello y Nicolás Maduro han sido por años no solo lo herederos del legado de Hugo Chávez sino que están señalados internacionalmente de liderar una organización criminal conocida como el Cartel de los Soles.

El oficial fue llevado, bajo engaño de que se reuniría con otros venezolanos, hasta Herán, en Cúcuta; allí, lo captura el ELN y lo entrega a la DGCIM el 11 de febrero de 2021.

En esta maniobra, aparecen dos militares claves del chavismo: el mayor, Alexander Granko Arteaga y el coronel Asdrúbal Brito; el primero, intervino en la operación en que asesinaronn a Oscar Pérez, policía disidente que fue ajusticiado a pesar de que se entregó; y el segundo es jefe de la DGCIM y ex comandante de la Guardia de Honor Presidencial (GHP).

Caldera fue llevado a la cárcel militar Ramo Verde, en Miranda.

El 23 de febrero, se fugó, pero fue detenido a los dos días, al ser delatado por un tío que fue torturado en la DGCIM. Al momento de capturarlo fue herido en la pierna derecha.

Stay updated on the Tampa Bay community

Stay updated on the Tampa Bay community

Subscribe to our free Regarding Race newsletter

We’ll send you stories and candid discussions about race, identity and culture every other Tuesday.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Desde el 29 de marzo está en el “centro de tortura” del DGCIM-Boleíta.

“La información es que la guerrilla posee copia de la data de oficiales activos y retirados de la FANB, la cual debería estar resguardada por el Comando Estratégico Operacional (CEOFANB), por razones de seguridad y también de humanidad”, señalaron oficiales activos y en situación de retiros consultados, que no aceptan este proceder del alto mando militar, por lo que decidieron hacer público el reclamo, bajo la reserva de sus nombres.

¿Quiénes autorizaron esa entrega? ¿Cómo les llevó información a la guerrilla?

La asociación Fuerza Pública en el Exilio, el ex jefe de DarFan, Carlos Molina Tamayo y otras fuentes, cuyos nombres se reservan por seguridad y por estar activos algunos de ellos; otros están amenazados de muerte en países latinos, confirmaron cómo actúan entrelazados la guerrilla y las autoridades militares y policiales.

“El chavismo ha enviado militares y policías a servir de espías, pero también para coordinar acciones con la guerrilla, como lo demuestran los hechos con Caldera y las amenazas de muerte que reciben sus familiares”, dijo William Jiménez, abogado venezolano, promotor de FPE, una ONG que cuenta con 200,000 miembros; es decir, por funcionarios públicos que son perseguidos por enfrentar la dictadura de Maduro y están dispersos por el mundo.

Molina Tamayo expresó: “Hay contumacia guerrilla-chavismo para hostigar, amenazar y capturar a los militares disidentes”.

El hecho explica el por qué son reconocidos los militares cuando tratan de huir de Venezuela, bien porque se niegan a cumplir las órdenes o se han alzado en armas contra el régimen, instaurado por Hugo Chávez, desde 1999, y continuado por Maduro.

¿Cómo operan?

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, mira hacia abajo después de que la policía le impidió el paso a ese recinto legislativo, en Caracas, Venezuela, el domingo 5 de enero. Foto: AP/Andrea Hernández Briceño
Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, mira hacia abajo después de que la policía le impidió el paso a ese recinto legislativo, en Caracas, Venezuela, el domingo 5 de enero. Foto: AP/Andrea Hernández Briceño [ ANDREA HERNANDEZ BRICEÑO | AP ]

La FARC tiene “frentes” (batallones) a lo largo de Colombia y, en especial, en los límites con Venezuela y Ecuador, poseen teléfonos satelitales provistos por Miraflores y Cuba.

En los campamentos existen “Salas de Monitoreo”, las cuales brindan información sobre lo qué pasa en el eje Venezuela-Colombia; reciben los reportes de los “voceros reales del gobierno venezolano” (terminología empleada para describir a sus enlaces con Miraflores) sobre las deserciones de la FANB y, en sus computadores, hay lista de militares “enemigos y apátridas”, precisaron oficiales que participaron en reuniones con la guerrilla por órdenes de Chávez y Maduro en diversas ocasiones; unas veces cuando se habló de un plan de intercambio de rehenes y, en otras, para liberar a soldados venezolanos, como pasó a inicio de 2021 con oficiales capturados en Apure.

“Hay cooperación y una relación estrecha”, reiteró Jiménez, al recordar las reuniones entre Rodríguez Chacín, la presencia de Iván Márquez y otros jefes guerrilleros en Venezuela, donde eran atendidos por razones médicas, y las llamadas de Diosdado Cabello, ex presidente de la segunda constituyente, para que el Frente Décimo de la FARC liberara a los soldados.

Un testigo clave

El “Comandante Urdaneta” fue un alto oficial con más de 20 años de servicio de la FANB. Estuvo en el Ceofanb por los cargos y méritos alcanzados; y fue testigo cercano de las reuniones entre Ramón Rodríguez Chacín y la guerrilla, así que sabe cómo se relacionan, qué armas le entregaron y cuál es el soporte tecnológico que le han asignado, desde HCHF hasta Maduro.

“En los puestos fronterizos hay lista de militares, policías, diputados, magistrados en previsión de que salgan hacia otro país y aporten información sobre la corrupción y los delitos que cometen los actuales gobernantes. Las listas del Saime, del Saren y del Ipsfa sirven para controlar la deserción militar en manos de la guerrilla”, aseguró el alto oficial, que huyó del país y se mueve por América Latina para evitar ser asesinado por una red de espías que lo sigue debido, entre otras, a las pruebas que tiene en su poder.

“¿De qué otra manera se explica que la Guardia Nacional reciba a los detenidos? Que Granko haya ido a buscar a Caldera. Que hayan sido detenidos Poggioli, Martínez y Blanco Hurtado”, insistió.

Un ex director del Saime negó que la lista de militares haya salido de esa institución durante, así que todo apunta a dos hipótesis: 1) Que fue ordenada por Nicolás Maduro; y 2) por el Ministerio de la Defensa, lo que explica el por qué se trata de una operación a la cual se pretende mantener secreta a toda costa.

“Los cubanos están en todas partes y manejan información de los registros y notarías, así que es probable que pasen datos a la FARC, dada su afinidad ideológica. Lo que pasó luego que me fui no es mi responsabilidad”, manifestó el ex funcionario del Saime.

El “Comandante Urdaneta” insiste en que se ha montado toda una estructura para facilitar las operaciones de la guerrilla que favorezcan a los inquilinos de Miraflores: “Desde Cantv, el general Márquez González, quien estuvo como agregado militar en China durante tres años, es el responsable de las comunicaciones con los irregulares. En el edificio de la avenida Libertador se instaló un departamento con tecnología china de alta generación que facilita el trabajo de espionaje en Colombia y otros estados”, reveló.

La relación guerrilla-chavismo no es nueva; data de la llegada de Chávez al poder. El personaje clave es el ex ministro de Interior, Rodríguez Chacín.

El caso de Franklín Caldera, hoy detenido en Ramo Verde, reveló un vínculo estrecho con la Dirección General de Inteligencia y Contrainteligencia de la FANB (DGCIM); un canal abierto para el intercambio de información, y que todo lo maneja el oficial Granmco.

FPE denunció que se creó en el exterior un grupo, llamado Operación Continente 2021, cuya función es buscar a los oficiales disidentes, detenerlos, entregarlos a la DGCIM y “hasta tienen órdenes de matar”, dijo el abogado Jiménez, asilado en los Países Bajos, luego que publicara unas fotos en la que se veía cómo masacraron a Oscar Pérez y otras 4 personas que lo acompañaba.

El grupo es conocido como “La Red de Patriotas Cooperantes” aunque se declaran “Soldados Digitales” por cuanto se activa en las redes para acusar a disidentes y hasta participaron en un congreso de la FARC en Colombia, aseguraron las fuentes.

OC niega las acusaciones y alegan que nacieron para acabar con la tiranía de Maduro. No obstante, FPE cita dos casos de acoso; uno, contra el teniente Jesús Sánchez, a quien el FAES le vigila su casa y hostiga a sus familiares para que retorne a Venezuela; y el otro contra el capitán (FAV), Gilberto Chacón. Los dos son perseguidos por PM, al igual que parte de los integrantes de la FPE.

Jiménez atribuye el pacto guerrilla-chavismo, más que a una postura ideológica, a los negocios que existen en la frontera: “No es solo la droga; ahora, se le agrega el control del territorio venezolano por su riqueza. La cúpula del alto mando militar tiene una mina de oro en concesión lo que demuestra que el régimen se repartió las parcelas para mantenerse. Al ELN le entregaron unas minas en Bolívar, donde además de oro, hay torio, uranio y coltán. China y Rusia apoyan estas ideas porque se garantizan la protección que no puede darle el Ejército. Turquía y Siria manejan el contrabando de oro. Los pranes también están en el negocio y usan a los presos en las minas. Es decir, este estado de irregularidades explica el por qué tienen como aliados a la guerrilla y les pasan toda la información”.

Dato 2:

En agosto de 2020, Migración Colombia expulsó a 3 militares, acusados de espionaje. Tenían como epicentro Barranquilla.

No solo civiles cruzan la frontera a Colombia  por el río Tachira River sino que en los últimos años  han desertado varios militares que han denunciado la corrupción dentro de Venezuela. [ELIECER MANTILLA | Associated Press]
No solo civiles cruzan la frontera a Colombia por el río Tachira River sino que en los últimos años han desertado varios militares que han denunciado la corrupción dentro de Venezuela. [ELIECER MANTILLA | Associated Press]

El “Comandante Acosta” expone que la presencia de la guerrilla en la frontera no es nueva. Una muestra es que en los 80 y 90 se crearon los Teatros de Operaciones y batallones para mantener a raya a los irregulares.

La realidad cambió con Chávez. Venezuela fue “zona de alivio” para la FARC y ELN, a partir del Plan Colombia 2000. “La FANB eliminó los T-O y dejó prácticamente solos a los soldados. La guerrilla tiene armas sofisticadas, dinero para movilizarse, equipos de radares. La FANB no tiene soldados y lo que formó, como en el caso de la Guardia Nacional, recibieron instrucción por seis meses, no revisaron sus antecedentes criminales y algunos no saben leer así que suelen prestarse para ayudar a la guerrilla. Chávez no fue un buen oficial porque, de lo contrario, no se hubiera aliado con criminales”, dijo el alto oficial.

Entre 2016 y 2016, la FARC contó con la protección de la FANB, bajo el argumento de que quería un acuerdo de paz con el gobierno de Colombia y, por ende, usan el territorio venezolano para huir de las autoridades vecinas. Ya varias ONG’s han señalado la presencia de 8 bloques criminales, como las describen, que actúan en la frontera y en 5 estados del país: La FARC-EP;ELN; y EBL.

Un informe, escrito por oficiales en exilio, revela los datos siguientes:

  • Responsable de la conexión FARC-ELN: Rodríguez Chacín, ex MRIJ y ex gobernador de Guárico, y en ese entonces enlace Chávez-Guerrilla.
  • Una de las tantas actividades organizadas por Rodríguez Chacín fue un encuentro gobierno-irregulares en Caracas. Las autoridades colombianas fueron hospedadas en el Hotel Eurobuilding; la FARC en la Escuela Naval de Venezuela, bajo la atención de un grupo de cadetes; y el ELN, en el hotel Círculo Militar (el tercer piso fue acondicionado y tuvo una fuerte vigilancia)
  • La FANB fue la encargada del traslado desde el aeropuerto Maiquetía hasta los lugares indicados.
  • En una segunda convención fueron recibidos en Rampa 4, o rampa presidencial en Maiquetía, y trasladados hasta Guárico. Allí, fueron hospedados en el Hotel Los Baños Termales y las reuniones fueron en la Casa Amarilla, sede del gobierno regional.
  • Los pagos de los servicios y personal contratados fueron hechos en efectivo para evitar los rastros.

Los acuerdos, lejos de terminar en 2021, aún persisten y tienen como fin capturar a los soldados que desertan de los cuarteles, sea por hambre, por razones políticas o a altos oficiales que se alzan contra Maduro.

La clave está en el control de los cubanos en los organismos de inteligencia de Venezuela. Una investigación de Reuter encontró que HCHF y Fidel Castro firmaron dos acuerdos para vigilar el comportamiento de los militares. Eso ocurrió en 2002, tras perder la reforma constitucional, con la cual, el barinés pretendía declarar al país socialista de hecho y de derecho.

Los dos acuerdos fueron firmados a finales de mayo de 2008 y permitieron instaurar el miedo, la vigilancia y la represión en la FANB. ¿Cómo? A través de la infiltración de “leales, traidores nunca” en las oficinas de inteligencia y la intersección de comunicaciones entre oficiales, altos rangos y sectores de la oposición.

Ese año, concretamente, el 26 de mayo, se realizó una reunión entre el entonces ministro de la Defensa, general Gustavo Rangel, y el vicealmirante de la Fuerza Armada de Cuba, general Álvaro López, en la que, entre otros aspectos, se estudió la situación con la guerrilla, los descontentos en la FANB y se decidió entrenar a 40 funcionarios en investigaciones internas. Las clases fueron dadas en la Escuela Militar Superior Comandante Arides Estévez González (EMSCAEG), ubicada al oeste de Cuba.

Desde entonces, existe el Grupo de Coordinación y Enlace República de Cuba (Gruce), conformada por 8 militares cubanos, que se encargan de inspeccionar las labores aprendidas en la EMSCAEG.

Dato 3:

Poggioli y Zedán fueron detenidos en la trocha El Cañaveral, en el municipio Pedro María Ureña, estado Táchira, en la frontera con Colombia, al regresar de Estados Unidos. Los generales fueron puestos a la orden de la Fiscalia Militar de Ureña y, días después liberados en vista de sus edades, 70 años.

La vigilancia, así como la aplicación de torturas, han conducido a que los militares se abstengan de expresar su desacuerdo con el chavismo.

Hasta el 31 de agosto, la cifra de presos políticos registrada por el Foro Penal era de 264 personas (15 mujeres, 134 militares y un adolescente). Entre los oficiales, el ex MD, general Raúl Baduell, y su hijo; secuestrados en “La Tumba del Sebin”; y el ex MRI, Miguel Rodríguez Torres.

Los informes de la Corte Penal Internacional mencionan los casos del oficial Juan Guaripano y del policía Oscar Pérez como ejemplo de violación de derechos humanos por parte de la FANB.

La OEA reportó, entre 2014-2020, 650 casos de torturados; y 15.500 detenciones arbitrarias.

Ante este panorama de violación de derechos humanos, una gran mayoría de soldados han optado por huir por las fronteras. El 23 de febrero de 2019, lo hicieron 600 que se unieron al plan fallido de Juan Guaidó de pasar un cargamento de ayuda humanitaria por Táchira. La cifra de militares en el exterior se estima en 1.400, distribuidos en Brasil y Colombia. En abril de 2019, desertaron 25 oficiales en los estados andinos. Otros 136 se fueron hacia La Guajira, departamento César.

Alzamientos durante el chavismo

Los intentos militares por tratar de derrocar al chavismo han sido varios; algunos han sido públicos; otros, de mayor reserva.

  • El más notorio: 11 de abril de 2002, que le facilitó a HCHF hacer una purga en las filas castrenses.
  • 2014, Golpe Azul, liderado por el capitán Juan Caguaripano, quien fue torturado una vez que fue capturado en Miranda.
  • 6 de agosto de 2017, se activó “La Operación David” por la Brigada 41 Blindada del Ejército, a través de un grupo denominado “Reserva Moral”.
  • En enero de 2019, se presentó una situación irregular en la Unidad de Seguridad Ciudadana de la GNB, liderada por el sargento mayor Alexander Bandres Figueroa.
  • 30 de abril de 2019, un acuerdo entre la cúpula de la FANB, TSJ y oposición perseguía destituir a Maduro. El plan fue incumplido por Padrino López y el presidente del Poder Judicial, Maikel Moreno, según el ex jefe de inteligencia militar, general de Brigada, Manuel Christofher Figuera. “Operación Libertad”, se le bautizó. El fracaso llevó a que Leopoldo López se refugiara en la embajada de Chile.
  • El 2 de marzo de 2020, asesinan a 6 personas a quienes acusaron de entrar de manera ilegal y con el plan de derrocar a Maduro por Macuto, estado Vargas. En marzo de ese año, fue decomisada un lote de armas en Riohacha, Colombia, lo que activó las luces en el país vecino y en la DGCIM.