Advertisement
  1. CENTRO

Solicitantes de asilo en Hillsborough pierden sus trabajos debido a las demoras de inmigración

Al 30 de junio, 1,36 millones de autorizaciones de empleo estaban pendientes. El gobierno culpa a la pandemia, un déficit presupuestario y la falta de personal.
La solicitante de asilo venezolana Andrea Montero, de 36 años, presentó su solicitud de renovación de permiso de trabajo hace siete meses, pero perdió su trabajo porque expiró antes de que el gobierno federal actuara al respecto. Montero y su esposo, Carlos Bohorquez, de 37 años, están usando sus ahorros para pagar la hipoteca de su casa en Riverview.
La solicitante de asilo venezolana Andrea Montero, de 36 años, presentó su solicitud de renovación de permiso de trabajo hace siete meses, pero perdió su trabajo porque expiró antes de que el gobierno federal actuara al respecto. Montero y su esposo, Carlos Bohorquez, de 37 años, están usando sus ahorros para pagar la hipoteca de su casa en Riverview. [ JUAN CARLOS CHAVEZ | Times ]
Publicado Dic. 2, 2021

CENTRO Tampa

RIVERVIEW — Andrea Montero todavía espera que lleguen buenas noticias por correo antes de fin de año.

Pero por ahora, Montero, una inmigrante venezolana que vive en Riverview, está luchando debido a la expiración el 5 de noviembre de su autorización de trabajo de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos. Su empleador tuvo que dejarla ir.

“Es un momento muy difícil porque todo es totalmente incierto”, dijo Montero, de 36 años. “Siento que esto es un torbellino de emociones”.

Ella pagó $ 410 y presentó su solicitud de renovación del formulario I-765 antes de que su autorización expirara en mayo. El permiso de trabajo se extendió automáticamente por 180 días hasta principios de noviembre.

Después de eso, nada.

Una acumulación de solicitudes de renovación significa una pérdida de empleos e ingresos para muchos inmigrantes como Montero. Los miembros del Congreso y los abogados de inmigración se encuentran entre los que piden al gobierno federal que acelere las solicitudes de renovación y, mientras tanto, que amplíe las renovaciones automáticas a 360 días.

Un peticionario puede perder todo lo que ha logrado debido a la burocracia y las demoras en el procesamiento, dijo Javier Torres, director ejecutivo de Migrants Foundation, un grupo local de defensa de inmigrantes.

“Es una situación inhumana para muchos inmigrantes que llegaron a este país para trabajar con honestidad y mejorar las condiciones de vida de sus familias”, dijo Torres. “Lo peor de todo es que esta es una situación que no pueden controlar”.

Al 30 de junio, 1,36 millones de las autorizaciones de empleo estaban pendientes de acción. El gobierno culpa del atraso a la pandemia, un déficit presupuestario y la falta de personal para procesar las solicitudes.

A diferencia de la mayoría de las agencias gubernamentales, los Servicios de Aduanas e Inmigración se financian casi en su totalidad a través de las tarifas que pagan los usuarios.

Diez representantes demócratas estadounidenses de Florida, incluidos los representantes Kathy Castor de Tampa y Charlie Crist de St. Petersburg, buscan una solución inmediata al problema, según una carta que le escribieron a Ur Mendoza Jaddou, director de la agencia.

“Nuestras oficinas tienen numerosos casos de personas que han solicitado sus renovaciones de manera oportuna, pero que ya han perdido o perderán sus trabajos porque su renovación no ha sido procesada por USCIS”, decía la carta. Sin un permiso de trabajo, “no pueden trabajar ni mantener documentos de identificación importantes”.

La carta también cita razones humanitarias para acelerar las autorizaciones, y señala que muchos inmigrantes tienen solicitudes de asilo pendientes porque enfrentan opresión e incluso la muerte en sus países de origen.

El gobierno está comprometido con políticas que reduzcan las barreras y restauren la confianza en el sistema de inmigración, dijo la portavoz de la agencia, Sharon Scheidhauer.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

“USCIS ha tomado varias medidas en los últimos meses para limitar las demoras en el procesamiento y crear la capacidad de transferir recursos a áreas de alta prioridad cuando sea apropiado”, dijo Scheidhauer.

La agencia eliminó las políticas ineficientes que llevaron a la necesidad de que un solicitante presente varios formularios para recibir el mismo beneficio, dijo. También suspendió los requisitos de identificación biométrica para ciertos dependientes de inmigrantes.

Montero es un solicitante de asilo. Su esposo, Carlos Bohórquez, de 37 años, es productor de televisión cuyo permiso de trabajo vencerá en un par de meses. Ambos llegaron a Estados Unidos hace siete años, huyendo de la agitación económica y política bajo el régimen socialista gobernante en Venezuela.

A principios de 2020, Montero encontró un trabajo como gerente de operaciones en XPO Logistics Inc., en Ellenton. Adquirió experiencia y confianza y se enorgulleció de ser parte de una operación a nivel nacional. Dijo que sus supervisores la llaman todas las semanas para preguntar sobre su estado legal.

“Todos me preguntan si hay algo nuevo, pero tengo que decirles con mucha tristeza que todavía no he recibido nada”, dijo Montero. “Me apoyan, les agrado, pero es un gran interrogante: ¿Hasta cuándo? Es una situación delicada”.

De 2010 a 2019, la población venezolana en los Estados Unidos aumentó un 126 por ciento, 540,000 venezolanos emigraron, una tasa mucho mayor que la de las personas con raíces en cualquier otra nación. Encuestas anteriores mostraron que aproximadamente la mitad de los venezolanos en EEUU viven en Florida.

Los venezolanos pueden solicitar lo que se conoce como Estatus de Protección Temporal, un escudo contra la deportación para unos 320,000 venezolanos que viven en Estados Unidos que les permite obtener una autorización de trabajo. El estado de Protección se extiende hasta septiembre de 2022.

Montero y su esposo solicitaron el Estatus de Protección Temporal este año, con la esperanza de que esto o su solicitud de asilo les permitiría quedarse y trabajar en EEUU. No hay evidencia de que solicitar ambos acelere el proceso.

Montero dijo que está mentalmente preparada para la pérdida de su trabajo.

Ella está usando sus ahorros para ayudar a su esposo a pagar el automóvil y la hipoteca de su casa, así como las facturas básicas, incluida luz, agua y teléfono celular.

“Se siente como un golpe bajo”, dijo Montero. “Quiero trabajar porque es mi pasión y amo lo que hago. Pero ahora es una pesadilla no saber cuándo terminará esto”.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge