Advertisement
  1. CENTRO

La comunidad se une para ayudar a una familia de siete

Los Melo-Reyes esperaban $3,000 en diciembre para encontrar un lugar asequible. Recibieron $30,000.
De izquierda a derecha, Jordan Melo, de 11 años, que sostiene a More, un chihuahua de 4 años, Sem Melo, Jade, de 1, Dulce Reyes y Adam Melo, de 6, posan para un retrato en su apartamento de Tampa . La familia de siete, cuatro niños que no aparecen en la foto, recolectó $30,000 gracias a la serie  Christmas Hopes de Tampa Bay Times.
De izquierda a derecha, Jordan Melo, de 11 años, que sostiene a More, un chihuahua de 4 años, Sem Melo, Jade, de 1, Dulce Reyes y Adam Melo, de 6, posan para un retrato en su apartamento de Tampa . La familia de siete, cuatro niños que no aparecen en la foto, recolectó $30,000 gracias a la serie Christmas Hopes de Tampa Bay Times. [ IVY CEBALLO | Times ]
Publicado Ene. 26

CENTRO Tampa

TAMPA — Sem Melo y su esposa Dulce Reyes buscaban la ayuda de la comunidad para recolectar $3,000 y encontrar un mejor lugar para vivir. Los siete miembros de la familia vivian en un espacio de una sola habitación.

Obtuvieron $30,000 y la oportunidad de comprar una casa móvil para ellos y sus cinco hijos, de 1 a 16 años.

El Tampa Bay Times cubrió su historia como parte de la serie Holiday Hopes, que describe a las personas necesitadas y que brinda a los lectores la oportunidad de ayudar. Una organización local, Mujeres Restauradas por Dios, en 4310 N Nebraska Ave., presentó el caso para ayudar a los Melo-Reyes.

La respuesta fue inmediata.

Un mes después de la llamada, Nancy Hernández, fundadora de Mujeres Restauradas por Dios, dijo que su organización había recibido donaciones de 202 personas que se sintieron conmovidas por la situación de Melo-Reyes.

“Ha sido impresionante. Nunca había visto un apoyo tan abrumador en todo el tiempo que he estado trabajando para la comunidad”, dijo Hernández. “Estamos muy agradecidos por el apoyo y la posibilidad de que esta pareja pueda tener un futuro mejor para ellos, pero, sobre todo, para sus hijos”.

La pareja mexicana estaba tratando de recaudar dinero hace un año para cubrir el depósito y al menos dos meses de alquiler. Vinieron de México hace quince años y se mudaron de Nueva York a Tampa a principios de 2019.

Fue una tarea difícil, sin embargo lograron ahorrar $1,000. Luego, una serie de incidentes cambiaron sus planes. El único auto de la familia, un viejo Dodge, se descompuso en abril y requirió $800 en reparaciones. Luego, en julio, toda la familia contrajo COVID-19.

Sem Melo y su esposa, Dulce Reyes, con sus hijos, de izquierda a derecha: Ruth, 16, Jordan, 11, Jade, 1, Sem, 14 y Adam, 6, en un apartamento de una habitación, un baño encima de un restaurante de sushi. .
Sem Melo y su esposa, Dulce Reyes, con sus hijos, de izquierda a derecha: Ruth, 16, Jordan, 11, Jade, 1, Sem, 14 y Adam, 6, en un apartamento de una habitación, un baño encima de un restaurante de sushi. . [ MARTHA ASENCIO-RHINE | Times ]

Reyes, de 35 años, tenía fiebre, tos seca y dificultad para respirar. Sus hijos tenían una tos leve y fiebre baja. Melo perdió parcialmente la visión en su ojo izquierdo. También perdió dos semanas de trabajo en un restaurante donde ayuda en la cocina, los siete días de la semana, 10 horas al día.

Ahora, y debido a tal cantidad de donación, los Melo-Reyes utilizarán el dinero para cubrir un pago inicial y comprar una casa móvil por $147,000 (3 habitaciones, 2 baños, 1,751 pies cuadrados) ubicada en Riverview, Hernández dijo.

“Será un cambio positivo para todos”, dijo Melo, de 40 años. La familia vive en un apartamento de una habitación y un baño en West Kennedy Boulevard, arriba de un restaurante de sushi.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Los tres niños mayores están durmiendo en el dormitorio. Los padres están compartiendo su cama con los dos más pequeños en la sala de estar.

“Para ellos será un sueño hecho realidad. Después de pagar la renta por tanto tiempo, podrán tener algo para ellos y sus hijos”, dijo Hernández.

La Navidad pasada, la familia también recibió dos televisores y decenas de regalos, productos para el cuidado y ropa. Consiguieron juguetes sin envolver como Legos, muñecos y peluches para los más pequeños y juegos de mesa, material deportivo y libros para los mayores.

Reyes dijo que nunca imaginó tener tanto apoyo para su familia.

“Cambió toda mi vida. Estamos tan emocionados y bendecidos que no puedo encontrar más palabras para decir gracias”, dijo Reyes. “Nunca olvidaremos este milagro”.

Ella se queda en casa para cuidar a su niña de 1 año. A veces todavía se siente un poco débil y le falta el aire, pero quiere estudiar para ser chef. Un donante anónimo prometió cubrir sus estudios, dijo Reyes.

Melo, el esposo, también tiene sus propios sueños: quiere abrir un restaurante en un futuro cercano para brindarle una vida mejor a su familia.

“Suena difícil, pero nada es imposible. Estamos dando nuestros primeros pasos para salir adelante”, dijo Melo. “Nuestra gratitud es infinita porque sin el apoyo de la comunidad no tendríamos esta oportunidad”.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge