Advertisement
  1. CENTRO

Mujeres del área de la Bahía de Tampa encontraron el amor en línea. La estafa les costó ‘todo’

Los floridanos informaron haber perdido $40.1 millones por estafas románticas en 2020. Estas mujeres están lidiando con las consecuencias años después.
Según el FBI los floridanos perdieron más de 40 millones de dólares en 2020 debido a estafas amorosas. Las mujeres denuncian más que los hombres este tipo de delitos.[ Lisa Merklin ]
Según el FBI los floridanos perdieron más de 40 millones de dólares en 2020 debido a estafas amorosas. Las mujeres denuncian más que los hombres este tipo de delitos.[ Lisa Merklin ] [ Lisa Merklin ]
Publicado Feb. 9

CENTRO Tampa

Evelyn se enamoró cuando conoció a un “zorro plateado(Silver fox)” llamado Robert Wilson en Match.com. Tenía 62 años, nariz grande, estaba en forma, cosmopolita e ingeniero. Más tarde llegó a creer que él tenía millones en el banco.

Ella tenía 63 años y se había jubilado recientemente en Largo después de una carrera viajando por Estados Unidos como gerente de proyectos para Microsoft. Su matrimonio terminó en divorcio años antes. La esposa de Wilson había muerto y él acababa de terminar un proyecto de infraestructura civil en Cape Coral. Aprendieron que compartían valores, como la lealtad, a través de conversaciones diarias por mensaje de texto y teléfono.

La colmó de afecto con un acento que, a sus oídos, sonaba sureño, pero también vagamente británico. Estaba ocupado y viajando, pero a las pocas semanas dijo que la amaba. Evelyn no respondió, pensó que era una locura sin conocerlo primero, pero no descartó un futuro compartido. Estuvieron de acuerdo en que Bahamas podría ser un buen lugar para una boda.

Durante los siguientes seis meses, Evelyn vació su 401(k) para prestarle a Wilson $204,000. En realidad, Wilson no era una sola persona. Era un equipo de delincuentes organizados que dirigía una estafa romántica con sede en Nigeria.

Debía $ 50,000 adicionales en impuestos y vio que su cheque mensual del Seguro Social se redujo en $ 500 por mes, debido al retiro del 401 (k) que se muestra como ingreso. Incapaz de pagar sus cuentas, solicitó una hipoteca inversa. Perdió la confianza para tener citas y dijo que está resignada a estar sola. Se vio obligada a cambiar su jubilación por un trabajo en Lowe’s.

“Lo perdí todo”, dijo Evelyn. Al igual que otras víctimas de estafas románticas que hablaron con el Tampa Bay Times, pidió que no se usara su nombre completo en esta historia. “Voy a lidiar con esto el resto de mi vida”.

Los informes de fraude romántico a la Comisión Federal de Comercio han aumentado durante años, triplicándose de 2016 a 2020, a más de 33,000 víctimas. Las pérdidas se cuadruplicaron durante ese tiempo a $ 304 millones.

Los floridanos informaron haber perdido $40.1 millones por estafas románticas en 2020, según el FBI, que tiene un sistema diferente para rastrear delitos en Internet y desglosa los datos por estado. Andrew Sekela, un agente de la oficina del FBI en Tampa, dijo que hubo 232 informes de fraude romántico en los condados de Hillsborough y Pinellas el año pasado y $8.4 millones en pérdidas. Eso es un promedio de más de $36,000 por víctima.

Incluso existe una Sociedad de Ciudadanos Contra las Estafas de Romance, una organización sin fines de lucro con sede en Miami que aboga y organiza grupos de apoyo para las víctimas. Su fundador, Tim McGuinness, dijo que cree que las estafas románticas son más frecuentes de lo que se informa. Muchas víctimas, especialmente los hombres, dijo, están demasiado avergonzados para denunciar haber sido estafados por amor.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

“Algo fundamental que hay que saber”, dijo McGuinness, “es que prácticamente todo el mundo puede ser estafado. Es solo una cuestión de la preparación adecuada y la historia correcta”.

Las estafas a menudo siguen un patrón. Alguien se acerca, a menudo en un sitio de citas, pero a veces a través de las redes sociales o incluso a través de un juego que permite enviar mensajes, como Words With Friends. Son cariñosos, validadores e increíblemente atentos. Son atractivos, pero no hasta el punto de despertar sospechas. Y afirman que nacieron en el extranjero, lo que ayuda a explicar el acento y la gramática y tal vez su romance vertiginoso.

Cheryl, quien pidió que no se usara su nombre completo, se comunicó con un hombre que pensó que se llamaba Peter Kruger durante meses antes de darse cuenta de que se trataba de una estafa romántica. Se conocieron en una aplicación de citas llamada ‘Coffee Meets Bagel’. Luego,  encontró al hombre al que le habían robado sus fotos para crear la cuenta fraudulenta.
Cheryl, quien pidió que no se usara su nombre completo, se comunicó con un hombre que pensó que se llamaba Peter Kruger durante meses antes de darse cuenta de que se trataba de una estafa romántica. Se conocieron en una aplicación de citas llamada ‘Coffee Meets Bagel’. Luego, encontró al hombre al que le habían robado sus fotos para crear la cuenta fraudulenta. [ Courtesy of Cheryl ]

Viven cerca e incluso podrían ofrecer una dirección. Fijarán una cita, solo para que los asuntos urgentes los lleven fuera de la ciudad o al extranjero antes de que puedan reunirse. A veces están en el ejército. Otras veces tienen trabajos internacionales del jet-set como ingenieros, contratistas o inversores.

La palabra “amor” se desplegará rápidamente. Enviarán poesía. Tal vez regalos.

Debby Montgomery Johnson, miembro de la junta del grupo de víctimas del romance, perdió $1.2 millones en una estafa romántica hace una década. Ella dijo que los estafadores usan nombres cariñosos como “mi corazón” y “mi reina” para evitar decir el nombre equivocado cuando trabajan con múltiples víctimas.

Cheryl, una asistente ejecutiva que recientemente pasó tres meses hablando con un hombre que creía que estaba en una plataforma petrolera en Alaska, sonaba melancólica al hablar sobre cómo la engañaron.

“Me encantaba como me elevaba”, dijo Cheryl, de 57 años. “Odio decirlo, pero me gustaría que los chicos normales con los que sales trataran a las mujeres de la forma en que lo hacen estos chicos”.

El cortejo puede durar meses. Entonces los encantadores dirán que están en apuros y necesitan dinero rápido.

En el caso de Evelyn, su supuesto ingeniero, “Robert Wilson”, dijo que había tenido problemas con los materiales que necesitaba para completar su proyecto en China y volver a casa con ella. Tenía el dinero en una cuenta en el banco suizo UBS, pero no podía acceder a él, por lo que necesitaba que Evelyn le transfiriera algo de efectivo.

Le dio a Evelyn el inicio de sesión de su cuenta de UBS, para demostrar que era bueno para ello. Ella vio que había más de $3 millones en su cuenta y habló con un banquero llamado Mattias. Evelyn incluso buscó los registros de impuestos sobre la propiedad de la casa que Robert Wilson supuestamente poseía en Mississippi. Ella revisó la información.

Solo más tarde se enteró de que el sitio web del banco era falso y parecía idéntico al sitio real de UBS. No existía Mattias.

Shirley, una maestra jubilada del condado de Hillsborough en Valrico, sabe cuán intrincadamente detallados pueden ser los estafadores. Fue estafada por la misma red criminal, usando el mismo nombre y fotos de “Robert Wilson”, aunque su hombre dijo que era griego y que tenía una voz y un acento diferentes.

Su Wilson fue a China a trabajar en un oleoducto y tuvo problemas con los materiales, la nómina y las tarifas de inspección. Como prueba, recibió una carta del inspector chino con membrete oficial. Cuando accedió a prestarle dinero a Wilson con intereses, él le envió un contrato de préstamo firmado por un abogado estadounidense. También envió una foto de los boletos de avión que había reservado para Tampa.

Shirley, que entonces tenía 69 años, dijo que todo la ayudó a ignorar las advertencias de su hija, quien sospechaba que algo no estaba bien desde el principio.

“Siempre hay una explicación perfecta para todo”, dijo Shirley sobre los estafadores.

Preocupada porque su madre pasaba tanto tiempo comunicándose con un hombre que nunca había conocido, la hija de Shirley envió a Robert Wilson un paquete que requería su firma a su casa en Mississippi. Dentro había una hoja de papel que decía: “Amo a mi madre”.

Roberto Wilson firmó. La hija de Shirley le mostró a su madre la evidencia. ¿Cómo podría este hombre estar atrapado en China cuando estaba firmando paquetes en Mississippi? Resultó que Robert Wilson era el nombre de un hombre real, casado y que vivía en Jackson, Miss. Cuando Shirley lo contactó, le explicó que le habían robado sus fotos y su identidad.

Shirley estaba molesta, pero su hija la consoló. Al menos no le había enviado dinero al estafador.

“Le envié dinero”, le dijo Shirley entre lágrimas.

El total fue de $220,000, todos sus ahorros para la jubilación. Ahora, dijo, vive de cheque en cheque del Seguro Social y no puede viajar.

En 2019, 10 hombres que vivían en Oklahoma, Texas y Nueva York fueron acusados en un tribunal federal de conspirar para lavar fondos de una estafa romántica con sede en Nigeria que victimizó a las dos mujeres del área de la Bahía de Tampa y a otras personas en todo EEUU.

McGuinness dijo que los estafadores románticos a menudo se encuentran en China, Filipinas o África occidental. Cuando ocurren procesos judiciales, a menudo son las personas que trabajan para mover el dinero ilícito a través de cuentas bancarias de EEUU las que quedan atrapadas, no las que hablan dulcemente.

El caso de Shirley y Evelyn dio lugar a múltiples condenas. Las sentencias oscilaron entre dos meses y dos años. El último de los hombres que aún están tras las rejas quedará libre este mes. A todos se les ordenó pagar restitución a sus víctimas.

Shirley recibió dos cheques por un total de $2,100. Evelyn dijo que el Departamento de Justicia le dijo que puede esperar un total de alrededor de $14,000 dentro de 30 días.

Las estafas románticas afectan a todos los grupos de edad, pero los adultos mayores representan más dinero perdido. Los expertos dijeron que le sucede a personas bien educadas y razonables, pero a menudo en un momento de vulnerabilidad, soledad o angustia.

El proceso de preparación al comienzo de las estafas románticas dijo Chitra Raghavan, profesora de psicología en el John Jay College of Criminal Justice, es otra forma de “bombardeo amoroso”. Es una práctica manipuladora de citas en la que una nueva pareja romántica colma de atención y afecto al otro para tratar de convertirse en todo su mundo.

Si bien el bombardeo amoroso se asocia más comúnmente con las citas cara a cara que se vuelven controladoras o abusivas, Raghavan dijo que es la misma técnica en las estafas románticas, solo con la intención de tomar el dinero de alguien.

La primera bandera roja es un pretendiente que quiere una relación seria con alta velocidad e intensidad, dijo Raghavan. Otra señal de alerta es el temor de que, si no cumple, en este caso enviando dinero, se perderá la relación.

“Si te sientes inquieto o incómodo”, dijo Raghavan, “sigue tu instinto”.

Helen Fisher, investigadora sénior del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana y autora de Anatomy of Love, dijo que la velocidad de las estafas románticas no es sorprendente, y tampoco lo son las decisiones de las víctimas. Los sentimientos de amor romántico, al menos como los científicos definen el “amor” como un proceso biológico, pueden ocurrir de inmediato y no requieren una reunión en persona.

Cuando se desencadenan sentimientos de amor, disminuye la actividad en la amígdala, la región del cerebro que detecta lo negativo en una situación. “Puedes pasar por alto lo que no te gusta y las cosas que se destacan como sospechosas para otras personas”, dijo Fisher. “Es un rasgo principal del amor romántico”.

La parte del cerebro que genera el amor romántico se encuentra muy por debajo de la corteza y las regiones límbicas, que son responsables de los pensamientos y las emociones, dijo Fisher. La región donde reside el amor es responsable del impulso, y más cerca de la parte del cerebro que orquesta la sed y el hambre, fundamental. tales impulsos necesarios para la supervivencia.

“Los estafadores activan este circuito cerebral, lo que permite que estas personas los anhelen”, dijo. “Estos estafadores son lo suficientemente buenos como para seguir intensificando esos sentimientos”. Una poderosa liberación de dopamina produce sentimientos de júbilo, euforia, optimismo y energía. “La gente se siente bien y pasa por alto muchas cosas por eso”.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge