Advertisement
  1. CENTRO

Izquierda promueve “Cumbre borrascosa” en California

EEUU no ha extendido la invitación a la reunión de mandatario del hemisferio a los mandamás de Cuba, Venezuela y Nicaragua, por lo que éstos mueven sus armas políticas, como el petróleo, para obligar al anfitrión a ceder. Buscan doblegar, reconocimiento y dinero para seguir en el poder. ¿Tendrá éxito la IX Cumbre de las Américas?
Reunión de cancilleres en el marco de la VIII Cumbre de las Américas en Lima - Perú (2018)
Reunión de cancilleres en el marco de la VIII Cumbre de las Américas en Lima - Perú (2018) [ Foto: Cortesía Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú ]
Publicado Jun. 2

Por Hernán Lugo-Galicia

Especial para CENTRO Tampa

La antesala de la IX Cumbre de las Américas se ha convertido en un “pugilato”, de medición de fuerzas, a juzgar por las conductas de México y Caricom, integrada por 20 islas del Caribe, que tras seguir las líneas de Cuba y Venezuela, enfrentan a Estados Unidos y amenazan con dejar plantado al presidente Joe Biden la primera semana de junio en California.

Es como si se tratara de un capítulo de la novela Cumbres Borrascosas, escrita por la británica Emily Brontë O Ellis Bell, y publicada en 1847, que mezcla la pasión, el engaño, la revancha y la oscuridad de unos personajes, por imponerse uno sobre el otro.

En el último mes, se ha observado una serie de jugadas diplomáticas para que los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, calificados en la OEA como dictaduras, sean invitados a la cumbre, no sólo para restarle poder a EEUU, sino para que reconozca a los regímenes e incluso, pacten acuerdos económicos que le ayuden a salir de la crisis que padecen. Reniegan del “imperio”, pero todos desean sus dólares.

Es como el resentimiento entre los habitantes de Borrascosas y la Granja de los Tordos, en la vieja Inglaterra descrita por Brontë, y que conlleva a constantes peleas y un juego diplomático para ganar adeptos. Por ello, Brian A Nichols, secretario adjunto para el Asuntos del Hemisferio Occidental de EEUU, viajó el lunes 23 a las Bahamas, en un intento por convencer a los miembros del Caricom (Comunidad del Caribe) de que asistan a Los Ángeles, entre el 6 y 10 de junio, y no sigan la línea marcada por López Obrador.

Caricom recibe ayuda del régimen de Nicolás Maduro, a través de Petrocaribe, creada para que les entregue petróleo a precios más bajos del mercado o con intereses muy bajos. Esa es la razón por la que cuestionan que EEUU convoque a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, en lugar de Maduro, a la cumbre de las Américas, llamada así porque reúne a las naciones del Norte (EEUU, México y Canadá) y del Sur. Petrocaribe es un arma política que intimida conciencias.

ElDato:

América Latina perdió, en 15 años, 9 democracias: 6 ahora son “híbridas” (Honduras, Guatemala, El Salvador, Bolivia, Paraguay y México); y tres, son autoritarias (Venezuela, Nicaragua y Haití, que se unieron a Cuba), señala el jurista y politólogo Daniel Zovattto.

La izquierda boicotea la IX Cumbre de las Américas, no sólo por el hecho de que será en EEUU, sino para evitar que recupere su influencia en un territorio compuesto por 42 naciones. Esa corriente ideológica y política es la encarnación de Heathcliff, el personaje central de Cumbres Borrascosas, un hombre maligno y violento, movido por la venganza.

López Obrador amenazó con quedarse en casa, en protesta por la exclusión de las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a escasas horas de este acto de importancia vital para las américas, desde La Patagonia, Argentina, hasta Canadá, porque tratarán temas de seguridad, nuevas tecnologías, ambiente y migración.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Hasta Brasil ha señalado que no tiene interés en asistir, pues Bolsonaro no quiere tomarse una foto con Biden, ya que prefiere a Donald Trump en la Casa Blanca.

En cualquier caso, la Cumbre que es -al menos, en su esencia- un encuentro para buscar soluciones a los problemas, como el narcotráfico, la inmigración y el desarrollo económico, se ha transformado en una pelea entre el bien y el mal, entre la civilización y la barbarie.

Al mal poco parece importarles la forma cómo el Partido Comunista maltrata a los cubanos; cómo Nicolás Maduro y Daniel Ortega persiguen, amenazan y reprimen cualquier disidencia. Más bien buscan presentarlos como si fueran los enviados de Dios a América Latina. E incluso, con su presión, lograron que la Casa Blanca dijera que las invitaciones no estaban listas, y hasta anunciaron nuevas medidas con Cuba, como la aprobación de más visas, autorización de viajes y de envíos de remesas; y que Díaz-Canel envíe un representante..

En este momento, EEUU centra su atención en Ucrania, debido a la invasión rusa y, por ello, Biden visitó Japón y Corea del Sur. Es decir, se ocupará de América Latina de manera presencial en Los Ángeles, con el riesgo de que los países más grandes del hemisferio, México y Brasil, no oigan sus planes en vivo, sino en diferido.

El problema de América Latina es que se siente como Heathcliff, un niño gitano adoptado por la familia Earnshaw, que tras sufrir el desprecio de familiares, criados y vecinos, quiere vengarse de EEUU sin importar todo lo que esta nación u otras hayan hecho por ella. Por ejemplo, la Agencia para el Desarrollo Internacional, USAID, tiene 13 oficinas de campo, 4 programas regionales y programas con sede en Washington que se enfocan en Cuba, Ecuador y Venezuela. Y, en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aprobó 2.4 millones de dólares a 9 ongś para que beneficiaran a los venezolanos en Argentina, Guyana, Chile, Panamá, Perú y Trinidad y Tobago, y en Venezuela.

EEUU ha cooperado con América Latina, pese a las críticas y ataques. A principios de 2022, Guatemala, El Salvador y Honduras recibieron un total de 560 millones de dólares para promover negocios, ayudar contra el coronavirus y a comunidades. La inversión es mayor si incluyera otros programas de otras agencias.

La única forma que la IX Cumbre de las Américas sea “exitosa” para la izquierda es que inviten a Díaz-Canel, a Maduro y Ortega, pero lo más seguro es que la rechacen. ¿El por qué? Saben que serán objetos de rechazo en las calles y por países democráticos. Y, la otra fórmula, es que se lleven más divisas a sus países. No obstante, el final feliz de la “Cumbre Borrascosa” en EEUU dependerá si mantiene el principio de defensa de la democracia, cero tolerancia de tiranías y que cualquier programa no sea administrado por los gobernantes, sino por los ciudadanos.

Hernán Lugo Galicia es periodista venezolano exiliado en Estados unidos. Puede escribirle a hlugogalicia@gmail.com

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge