Advertisement
  1. CENTRO

Aumento en renta podría poner en peligro misión de organización sin fines de lucro en Tampa

La lucha por encontrar un edificio de oficinas asequible agrega más obstáculos a los grupos comunitarios después de los aumentos de la renta
Nancy Hernández fundó la organización sin fines de lucro en 2014. “Soy una sobreviviente y por eso trabajo para ayudar a las mujeres”, dijo Hernández. La organización sin fines de lucro ofrece asistencia a las personas que enfrentan desafíos con la violencia doméstica y la adicción, y ofrece tutoría, clases y oportunidades adicionales. Todos los miércoles y viernes, se instala una línea de ensamblaje de alimentos fuera del edificio para las familias necesitadas.
Nancy Hernández fundó la organización sin fines de lucro en 2014. “Soy una sobreviviente y por eso trabajo para ayudar a las mujeres”, dijo Hernández. La organización sin fines de lucro ofrece asistencia a las personas que enfrentan desafíos con la violencia doméstica y la adicción, y ofrece tutoría, clases y oportunidades adicionales. Todos los miércoles y viernes, se instala una línea de ensamblaje de alimentos fuera del edificio para las familias necesitadas. [ ANGELICA EDWARDS | Times ]
Publicado Jun. 15

CENTRO Tampa

TAMPA — Durante ocho años, Mujeres Restauradas por Dios, organización local sin fines de lucro, ha estado distribuyendo alimentos y ayudando a las personas necesitadas del área de la Bahía de Tampa.

Este año, un golpe financiero podría causar un final abrupto: el propietario del local que ocupa el grupo en 4310 N Nebraska Ave. les ha dicho que podría rescindir su contrato si no pagan el nuevo precio de alquiler de $3,000 por mes.

“No hay manera”, dijo la puertorriqueña Nancy Hernández, de 60 años, fundadora del grupo. “Simplemente no podemos pagar esa cantidad. Es un aumento del 100%”.

Hernández dijo que la crisis del mercado inmobiliario y la inflación son una pesadilla.

La carga es aún mayor para los grupos que trabajan para ayudar a las personas que luchan con el costo de vida y la pobreza extrema, contó Hernández.

Alex Alemán, de 49 años, de Tampa, es voluntario en Mujeres Restauradas por Dios (MRD). Alemán se lesionó el brazo en un accidente , pero aún se ofrece como voluntario con su esposa, Soraya Aguirre, y su hija adolescente, María, para ayudar a la organización sin fines de lucro .
Alex Alemán, de 49 años, de Tampa, es voluntario en Mujeres Restauradas por Dios (MRD). Alemán se lesionó el brazo en un accidente , pero aún se ofrece como voluntario con su esposa, Soraya Aguirre, y su hija adolescente, María, para ayudar a la organización sin fines de lucro . [ ANGELICA EDWARDS | Times ]

El grupo organiza donaciones de alimentos semanales, asistencia en la búsqueda de empleo y ofrece asesoramiento y talleres educativos a las personas.

La organización sin fines de lucro se estableció en 2014 para ayudar a las familias pobres en el área de Tampa Bay. Ese año, The Tampa Underground Network, una iglesia independiente que promueve y apoya a los líderes locales y los movimientos comunitarios, le dio a Hernández una pequeña oficina en University Mall para que hiciera su trabajo social. En mayo de 2021, Hernández se mudó a Nebraska Avenue, confiada en que se quedaría allí por mucho tiempo.

Amigos y voluntarios de su organización remodelaron el lugar, instalaron nuevas conexiones eléctricas, cambiaron los pisos y pintaron las paredes. Se llevó a cabo una ceremonia de inauguración y se escucharon discursos de líderes comunitarios y religiosos, y políticos como la representante estadounidense Kathy Castor, demócrata de Tampa.

“Todo iba bien hasta que llegó la explosión de los alquileres”, dijo Hernández.

Santos Contreras, de 54 años, de Tampa, ayuda a preparar un paquete de alimentos al aire libre afuera de Mujeres Restauradas por Dios. La organización sin fines de lucroe todos los miércoles y viernes distribuye alimentos a los miembros de la comunidad que lo necesitan.
Santos Contreras, de 54 años, de Tampa, ayuda a preparar un paquete de alimentos al aire libre afuera de Mujeres Restauradas por Dios. La organización sin fines de lucroe todos los miércoles y viernes distribuye alimentos a los miembros de la comunidad que lo necesitan. [ ANGELICA EDWARDS | Times ]

Esta semana, Hernández pidió ayuda a la comunidad para encontrar una instalación asequible. Su grupo está buscando un lugar donde ella y sus voluntarios puedan instalar una oficina y guardar las donaciones, que incluyen carnes, productos enlatados, verduras, arroz, frutas y bocadillos para los niños.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

“Es una carrera contra el tiempo”, dijo Hernández. “Sé que no es fácil, pero estoy segura de que algo bueno sucederá”.

Hernández y sus voluntarios trabajan febrilmente cada semana en una línea de montaje. Hombres y mujeres de mediana edad llenan cajas y bolsas con alimentos frescos que entregan a los pobres de la zona.

El grupo de Hernández se ha asociado con organizaciones como Feeding Tampa Bay, el banco de alimentos de la región que entrega cientos de cajas de productos para su distribución todos los miércoles y viernes.

Hernández dijo que han entregado más de 1.5 millones de libras de alimentos en el último año y medio. Los miércoles, el día de mayor actividad, su grupo distribuye al menos 400 bolsas de alimentos.

“Es un ritmo sin parar”, dijo Hernández. “Mucha gente necesita ayuda”.

Uno de ellos ha sido el ecuatoriano Alex Alemán. Llegó a Tampa hace más de un año con su esposa Soraya y su hija adolescente de 14 años, María.

Alemán dijo que encontró “un salvavidas” en medio de las dificultades en el grupo de apoyo de Hernández. El hombre de 49 años consiguió un trabajo de medio tiempo como mecánico y un lugar para su familia. También dijo que recibió donaciones de alimentos.

Alemán es ahora uno de los 12 voluntarios que ayudan a Hernández. Para él es una forma de devolver a la organización el apoyo que recibió.

“Por eso espero que esta situación se resuelva”, dijo Alemán. “Más que buenos deseos, necesitamos una colaboración”.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge