)
Advertisement
  1. CENTRO

Policía de New Port Richey es despedido por tocar inapropiadamente a una menor

Una investigación interna determinó que el oficial Bobby Lubrido, de 43 años, se sobrepasó con una adolescente bajo su custodia mientras la trasladaba a un centro de detención juvenil.
Bobby Lubrido en una foto reciente.
Bobby Lubrido en una foto reciente. [ New Port Richey Police Dept. ]
Publicado Sep. 10|Actualizado Sep. 10

Un miembro del cuerpo policial de New Port Richey perdió su trabajo después de que una investigación interna confirmara las denuncias de conducta sexual inapropiada planteadas por una niña de 17 años. La menor estaba bajo su custodia.

Según el Departamento de Policía de New Port Richey, el ahora exoficial de policía Bobby Lubrido, de 43 años, participó en conversaciones inapropiadas y explícitas mientras miraba fotos desnudas de la niña en su teléfono celular antes de manosearla, y tocar sus nalgas y senos.

El exoficial no enfrenta ningún cargo penal derivado de las acusaciones.

Aún así, según un informe de asuntos internos obtenido por el Tampa Bay Times, la investigación arrojó suficiente información para que el jefe de policía de New Port Richey, Kim Bogart, despidiera a Lubrido. Se determinó que sus “acciones en este asunto violaron numerosas reglas, regulaciones departamentales y procedimientos departamentales”. Esas acciones “impropias” han “afectado absolutamente su reputación”, de acuerdo a la investigacion.

Lubrido trabajó para la agencia durante cinco años y no tuvo problemas disciplinarios previos, según muestran los registros. Antes de eso, trabajó como oficial de policía en Oviedo durante 10 años y fue oficial de correccionales del condado de Orange durante dos años.

Según la disposición final de la investigación de asuntos internos, Lubrido no cuestionó los hallazgos de la investigación y decidió no reunirse con Bogart antes de su despido.

“Dijo que no creía haber hecho nada inmoral o ilegal”, pero Lubrido también “admitió haber violado el protocolo cuando no transportó adecuadamente” a la niña, escribió el detective Edward Campbell en un informe resumido de su investigación sobre las acusaciones.

Según ese informe de asuntos internos, el incidente ocurrió el 13 de julio.

La niña, que no ha sido nombrada públicamente por la policía, recientemente había sido considerada fugitiva cuando un detective la vio en Ginny Drive en Port Richey. Ese detective llevó a la niña al Hospital Morton Plant North Bay para un chequeo, luego hizo arreglos para que Lubrido la llevara al Centro de Evaluación Juvenil, según el informe.

Según el informe, la niña le pidió a Lubrido que cambiara la radio a un canal de música específico, y él colocó su teléfono celular en su cargador en el asiento delantero a pedido de ella. Sin embargo, cuando llegaron a la cárcel, le dijeron a Lubrido que le faltaban firmas en su papeleo de autorización médica, lo que significaba que él y la niña tenían que conducir de regreso al hospital.

En su patrulla, Lubrido volvió a colocar el teléfono de la niña en su cargador, pero esta vez le pidió la contraseña para acceder al teléfono. La niña se lo dio, pero dijo que se sorprendió cuando él comenzó a mirar su galería de fotos y videos de ella “twerking” mientras hacía comentarios sobre su “trasero”, según el informe.

La niña le dijo a los detectives que Lubrido admitió que estaba “realmente tratando de ver cómo se ven sus (pechos)”, y finalmente inició una sesión en su cuenta de Snapchat, donde encontró una foto de los senos desnudos de la menor, según el informe. Lubrido tomó una foto de la imagen con su teléfono y siguió mirando la imagen desnuda mientras conducía de regreso al hospital, escribieron los investigadores, haciendo comentarios sexualmente explícitos mientras conducía.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Según el informe, el cabo de policía estaba tan distraído con las fotos que atropelló a un venado mientras conducía, lo que fue corroborado por las imágenes de la cámara del tablero y una llamada telefónica que hizo a la agencia para informar que atropelló a un venado.

Lubrido luego llegó al hospital y obtuvo las firmas necesarias para el alta médica de la niña. La dejó comer la mitad de su sándwich, sin esposas, fuera de su patrulla. La niña le dijo a los investigadores que habló con el oficial de policía y le siguió una conversación con bromas sexualmente explícitas con la esperanza de que la dejara ir, según el informe. Él le aseguró que su cámara corporal había sido apagada y que las cámaras y grabadoras de audio en su vehículo no captarían su encuentro, luego la esposó nuevamente cuando terminó de comer.

La niña le dijo a los detectives que Lubrido le dijo: “Ese sándwich no era gratis”, y le tocó el trasero mientras él le esposaba las manos detrás de la espalda y la colocaba en su asiento trasero, según el informe. La niña dijo que luego le levantó la camisa y el sostén y le tocó los senos.

La niña le dijo a los investigadores que Lubrido sacó la foto de su madre en la computadora del vehículo y le preguntó si estaría interesada en tener un “trío”, a lo que la niña dijo que no, según el informe. También le dijo a Campbell que Lubrido dijo que iría a su casa más tarde para “ver cómo estaba”.

“Me dijo que todo el incidente la hizo temerosa y desconfiada de la policía”, escribió Campbell.

Una revisión de las imágenes del vehículo de patrulla de Lubrido mostró que no se registró ningún audio del incidente, pero los movimientos parecían corroborar la historia de la niña, al igual que un análisis forense de las fotos y videos a los que se accedió en su teléfono. En un momento, la cámara captura la sudadera de la niña que se levanta sobre su pecho mientras Lubrido la coloca en el vehículo, pero luego la imagen es bloqueada por el resplandor de su linterna, según el informe. No se recuperaron imágenes del presunto manoseo.

Lubrido negó las acusaciones de la niña en una entrevista con los investigadores, dijo la policía.

“Cuando le dije que su testimonio no concordaba con la evidencia del video, respondió ‘sí’”, escribió el detective Campbell en el informe.

Lubrido no respondió a tres llamadas telefónicas del Times en busca de comentarios para esta historia.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge