Advertisement
  1. CENTRO

Crisis inflacionaria ahuyenta a clientes de negocios pequeños

La inflación ha estado aumentando a un ritmo histórico en 40 años.
La inflación obligó a Williams-Davis a cambiar el menú. Eliminó ingredientes y algunos platos porque se necesita un chef experto para prepararlos y en este momento no puede permitirse contratarlo.
La inflación obligó a Williams-Davis a cambiar el menú. Eliminó ingredientes y algunos platos porque se necesita un chef experto para prepararlos y en este momento no puede permitirse contratarlo. [ BEBETO MATTHEWS | AP ]
Publicado Sep. 21

NUEVA YORK (AP) — La inflación no sólo le está costando dinero a las pequeñas empresas. También les está costando clientes.

En el Bushwick Grind Cafe en Brooklyn, Nueva York, Kymme Williams-Davis subió los precios y cambió a diferentes tipos de productos para mantenerse al día con los crecientes costos de la leche, el café, los artículos de papel y el plástico. No ha experimentado nada como esto desde que abrió en 2015.

Williams-Davis dice que ha perdido casi la mitad de sus clientes habituales. Algunos están comprando café por $1 en McDonald’s o en la bodega a ambos lados de la cafetería en lugar de pagar los $3 que ella cobra.

Un cliente asiduo pasó a decirle un día que mejor se había comprado una cafetera.

“Dijo que iba a comenzar a hacer café en casa porque necesitaba ahorrar, y que ya no vendría aquí todos los días”, comentó Williams-Davis. “Me siento como en una gira de despedida”.

La inflación ha estado aumentando a su ritmo más rápido en 40 años, impulsada por un fuerte gasto de los consumidores y mayores costos de alimentos, alquiler, atención médica y otras necesidades.

En general, los economistas pronostican que los precios al consumidor subieron un 8,1% en agosto, en comparación con el año anterior, por debajo del 8,5% de julio, según el proveedor de datos FactSet.

Durante gran parte de la pandemia, los clientes de las pequeñas empresas toleraron en gran medida los aumentos de precios y siguieron gastando. Pero ahora los dueños dicen que están viendo un retroceso.

Al menos 97% de los propietarios de pequeñas empresas dicen que la presión inflacionaria es igual o peor que hace tres meses, según una encuesta de más de 1500 pequeñas empresas realizada por Goldman Sachs 10,000 Small Business Voices. Otro 65% han aumentado los precios para compensar los mayores costos. Y el 38% dice que ha visto una disminución en la demanda de los clientes debido a los aumentos de precios.

El retroceso es más dramático entre los consumidores con menos ingresos. Walmart dice que sus clientes, que tienden a tener ingresos más bajos, gastan más en alimentos y menos en otros artículos. Los propietarios de pequeñas empresas están viendo mucho de lo mismo.

Hace unos meses una encuesta realizada por la Universidad del Sur de Florida reveló que la inflación ha impactado su capacidad para pagar las facturas esenciales, de acuerdo con el Tampa Bay Times.

La encuesta preguntó a 600 floridanos cómo los aumentos de precios están afectando sus gastos y sus actitudes sobre varios temas vinculados.

El estudio se realizó entre el 31 de marzo y el 12 de abril, utilizando una muestra de residentes del estado cuya demografía reflejaba de cerca la de la población del estado.

La inflación ha afectado el gasto de los floridanos en todo, desde alimentos hasta vivienda, encontró la encuesta. Alrededor del 77 por ciento de los encuestados dijo que la inflación había afectado sus gastos de comida, mientras que casi una cuarta parte dijo que había tenido dificultades para pagar el alquiler o la hipoteca en el último año.

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Keep up with Tampa Bay’s top headlines

Subscribe to our free DayStarter newsletter

We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning.

You’re all signed up!

Want more of our free, weekly newsletters in your inbox? Let’s get started.

Explore all your options

Una evaluación de las condiciones económicas en un marco de seis meses encontró su punto más bajo desde 2013, según el Conference Board, un grupo de investigación.

Los riesgos de recesión han aumentado a medida que los formuladores de políticas de la Fed han emprendido una campaña de aumentos de tasas que probablemente se extenderá hasta 2023. Los aumentos de la Fed ya han llevado a tasas más altas en tarjetas de crédito y préstamos para automóviles y a una duplicación de la tasa promedio en un 30– año de hipoteca fija en el último año, al 5,5. Las ventas de viviendas, que son especialmente sensibles a los cambios en las tasas de interés, se han desplomado.

Incluso con la economía registrando un segundo trimestre consecutivo de PIB negativo, muchos economistas no consideran que constituya una recesión. La definición de recesión más ampliamente aceptada es la determinada por la Oficina Nacional de Investigación Económica, un grupo de economistas cuyo Comité de Datación del Ciclo Económico define una recesión como “una disminución significativa en la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más que unos pocos meses”.

*Con información adicional del Times.

Advertisement

This site no longer supports your current browser. Please use a modern and up-to-date browser version for the best experience.

Chrome Firefox Safari Edge