Advertisement

Our coronavirus coverage is free for the first 24 hours. Find the latest information at tampabay.com/coronavirus. Please consider subscribing or donating.

  1. CENTRO

Sueño cumplido a pesar de la sencillez de las ceremonias

Por primera vez desde el 18 de marzo, las autoridades de inmigración están administrando nuevamente el juramento de lealtad. Están trabajando a través de una acumulación de 1,400 personas.

TAMPA - No podían ondear la bandera o cantar God Bless America, pero los sueños se hicieron realidad para nuevos ciudadanos a medida que las ceremonias de naturalización se reanudaron en el área de la Bahía de Tampa por primera vez desde marzo.

Varias personas de siete países juramentaron como ciudadanos el pasado miércoles por la mañana durante ceremonias reducidas en número de asistentes y que se realizaron en las oficinas de Tampa del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU. Tres grupos de aproximadamente 10 personas cada uno hicieron el juramento de lealtad, dos a la vez.

Llevaban máscaras y todos siguieron el distanciamiento social como medidas de precaución contra el coronavirus, situación que había detenido el desarrollo de las ceremonias desde mediados de marzo. Falto la audiencia de parientes orgullosos y el mensaje en video del presidente Donald Trump.

Entre los nuevos ciudadanos se encontraba Jorge Ochoa, de 29 años, quien llegó a Estados Unidos desde México con sus padres cuando tenía 15 años. Ochoa, un topógrafo, hubiese deseado que su esposa y sus dos hijos, de 7 y nueve meses, estuviesen con él durante la jornada de juramentación.

Pero Ochoa entiende las circunstancias. Solicitó la ciudadanía en diciembre, fue aprobado un mes después y se suponía que debía prestar juramento a mediados de marzo.

"Lo importante es que estoy orgulloso de ser un nuevo ciudadano y tener la oportunidad de dar un legado a mis hijos", dijo Ochoa. "Este es un día muy especial para mí y para toda mi familia".

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración planea naturalizar a 250 personas por semana durante las próximas seis semanas, dijo Sharon Scheidhauer, oficial de asuntos públicos. En la región de Tampa, que cubre 10 condados desde Citrus South hasta Lee, unas 1,400 personas cumplieron con todos los requisitos de la ley y están esperando su juramento.

Antes del cierre a mediados de marzo, la oficina de Tampa celebraba entre cuatro y cinco ceremonias por semana, juramentando a unas 60 personas cada vez. El total de la oficina de Tampa en el año fiscal 2019, hasta el 30 de septiembre, fue de 12,732 nuevos ciudadanos.

Las personas que juraron el miércoles provienen de Perú, México, Colombia, Cuba, Honduras, India y Rusia.

Uno de ellos fue Luz Restrepo, de 37 años, estilista, quien se mudó a los Estados Unidos desde Colombia hace seis años. Ella y su familia habían planeado una gran celebración en su casa después de su ceremonia de ciudadanía, pero las restricciones del coronavirus pusieron fin a eso.

Luz Restrepo, originaria de Colombia, espera su turno para que la llamen a la ventanilla y tome el juramento de rigor. [DIRK SHADD | Times]

Sin embargo, lo más importante es que espera ejercer sus derechos como ciudadana, especialmente la oportunidad de poder votar.

“Este es mi gran sueño, ser parte de mi sociedad y tener una voz como todos los demás”, dijo Restrepo. “Y lo haré. No puedo esperar para hacerlo en noviembre”.

Restrepo esperó con su grupo hasta que llegó su turno. Se acercó a una de las dos ventanas de servicio abiertas donde un oficial de inmigración con máscara y guantes le dijo que levantara su mano derecha y repitiera el juramento de lealtad.

Restrepo, esposa y madre de dos niños pequeños, estaba un poco nerviosa.

“No estaba tranquila porque es algo totalmente nuevo y frío al mismo tiempo. Esperaba algo más bonito, pero me dijeron que no había otra forma de hacerlo “.

Dilayda Marrero, de 20 años, de Port Richey, sabía que todos los servicios en persona habían sido suspendidos el 18 de marzo, pero igualmente se sorprendió al descubrir que su juramentación el miércoles sería un proceso bastante simple.

Dilayda Marrero, de 20 años y residente de Port Richey, se sorprendió al descubrir que su juramentación sería un proceso bastante simple. [DIRK SHADD | Times]

Marrero, inmigrante cubana y estudiante en el Colegio Estatal Pasco-Hernando, se conmovió con la ceremonia de naturalización de su novio cuando asistió en enero. Ella quería algo similar pero ocurrió todo lo contrario.

"No hay video del presidente, no hay oportunidad para tomar fotos, no se permiten familias".

Frente a las circunstancias, sugirió que las autoridades simplemente envien certificados de ciudadanía por correo.

“No sé si estoy equivocada, pero estoy muy decepcionada con esto”, dijo Marrero.

• • •

Tampa Bay Times coronavirus coverage

HOW CORONAVIRUS IS SPREADING IN FLORIDA: Find the latest numbers for your county, city or zip code.

THE CORONAVIRUS SCRAPBOOK: We collected your stories, pictures, songs, recipes, journals and more to show what life has been like during the pandemic.

SO YOU WANT TO LEAVE YOUR HOUSE? Read these 10 tips first

UNEMPLOYMENT Q&A: We answer your questions about Florida unemployment benefits

GET THE DAYSTARTER MORNING UPDATE: Sign up to receive the most up-to-date information.

HAVE A TIP?: Send us confidential news tips

We’re working hard to bring you the latest news on the coronavirus in Florida. This effort takes a lot of resources to gather and update. If you haven’t already subscribed, please consider buying a print or digital subscription.

YOU MIGHT ALSO LIKE

Advertisement
Advertisement